Síguenos
Buscar
Noticias
China utilizó un diminuto chip en los dispositivos móviles para «infiltrarse» en las empresas tecnológicas

De manera silenciosa, oculta y discreta, los servicios de inteligencia del Gobierno chino lograron en 2015 «infiltrarse» en los dispositivos electrónicos de una treintena de empresas tecnológicas como Apple o Amazon para robar información privilegiada mediante la instalación de diminutos chips en los productos.

Según desvela «Bloomberg», el ataque a treinta marcas tecnológicas con sede en Estados Unidos ha comprometido las cadenas de suministro de los proveedores de hardware, Super Micro Computer, una empresa estadounidense de componentes y desarrolladora de placas base para servidores muy extendidas en la industria.

La investigación, que aún se está llevando a cabo, ha puesto de relieve una de las técnicas de los espías chinos para robar información sensible de las marcas estadounidense; en connivencia con los proveedores, miembros del Ejército Popular de Liberación de China colocaron unos diminutos chips -de menos de dos milímetros de tamaño- en las placa base de los servidores con el objetivo de, una vez vendidas a las empresas, «espiar» los movimientos de los dispositivos.

 

«El problema aquí, fundamentalmente, es cómo los gobiernos se espían entre sí. Es una guerra fría entre ellos para ser más competitivos que su rival», explica a este diario Lorenzo Martínez, experto en seguridad informática en Securizame. «En este caso -añade el experto- el nivel de sofisticación es importante porque es un chip que se añade a las placas base de determinados servidores que van a pasar determinada información jugosa. Es un problema grande desde el punto de vista de usuario. La información a la que han podido acceder puede ser propiedad industrial o de diseño pero también de usuarios, quién sabe».

Entre las marcas afectadas se encuentran Apple o Amazon, que han negado la información difundida, pero también se pone de relieve que los espías chinos han logrado infiltrarse en productos utilizados por miembros del FBI, el Departamento de Seguridad Nacional o la Agencia de Seguridad Nacional (NSA). Esta aparene operación a gran escala se realizó en 2015, aunque se desconoce si ha tenido vigencia hasta este momento.

En los últimos años ha habido una gran preocupación sobre posibles infiltraciones de agencias de inteligencia extranerjas en Estados Unidos y otras compañías a través de sistemas de espionaje en productos de tecnología tan extendidos como teléfonos móviles inteligentes. Algunas de las técnicas empleadas en diversas ocasiones han sido intentar alterar de algún modo las cadenas de suministro de componentes informáticos necesarios para la fabricación de los dispositivos o la introducción de códigos maliciosos en los productos.

Fuente: ABC




Noticias
Última Hora
Deportes
Austro
Ciencia y Tecnología
Deportes
Columna de Guifor
Noticias Coloradas
Zona de Candela
Archivo
Noticias de la Radio
Lo que dijeron en la radio
La Radio
Cobertura
Programación
Tarifas
Contáctese con nosotros
Servicios
Síganos en Facebook
Síganos en Twitter