Ministra Gobierno, María Paula Romo, enfrentará un tercer juicio político esta vez por los hechos de octubre de 2019

0
970

El Consejo de Administración Legislativa (CAL) calificó el juicio político en contra de la ministra de Gobierno, María Paula Romo, planteado el 16 de enero pasado por los asambleístas Roberto Gómez (antes CREO) y Amapola Naranjo (RC), por supuesto incumplimiento de funciones por los hechos del paro de octubre de 2019.

Los legisladores Roberto Gómez y Amapola Naranjo acusaron a la ministra María Paula Romo de incumplimiento en el uso de bombas lacrimógenas caducadas contra los manifestantes de octubre de 2019; el lanzamiento de bombas lacrimógenas en un centro de paz y acogida humanitaria, y de una supuesta convocatoria tardía al Comité Interinstitucional para la Protección de Periodistas y Trabajadores de la Comunicación.

Este sería el tercer juicio político que enfrenta la funcionaria. Dos procesos anteriores planteados por los mismos asambleístas y fueron archivados en la Comisión de Fiscalización, y tenían relación con la crisis carcelaria, inseguridad y femicidios.

La ministra Romo expuso este 8 de septiembre un video en sus redes sociales pidiendo a la Asamblea Nacional que califique el juicio político planteado en enero por dos asuntos: el uso de bombas lacrimógenas durante los violentos sucesos de octubre, y la tardía convocatoria al Comité de Protección de Periodistas durante la jornada en que fueron secuestrados en las instalaciones de la Casa de la Cultura Ecuatoriana.

En la carta dirigida a todos los legisladores, señala que no es la primera vez que la Asamblea Nacional analiza estos hechos pues asegura que fueron evaluados en los juicios políticos en su contra archivado en diciembre de 2019 y también investigados por una Comisión Multipartidista creada exclusivamente para este efecto que nunca recomendó su enjuiciamiento político.

Que pese a ello, añade, hay voces que insiste en la calificación de este juicio político por un tema tratado hasta la saciedad: los sucesos de octubre.

Al pedir que se de paso a la calificación, la funcionaria señala que en 24 meses ha acudido a la Asamblea Nacional en 37 ocasiones distintas y lo hará cuántas veces sean necesarias pues asegura tener la seguridad de que nunca ha cometido irregularidad alguna.

Insiste que es incómoda para muchos sectores políticos, para aquellos a los que ha denunciado o investigado, para aquellos que intentaron aprovechar una protesta para incendiar el país y buscar la impunidad del hoy sentenciado por actos de corrupción; para aquellos que están atemorizados por las investigaciones del mal uso de los fondos de seguridad social de la Policía Nacional; o para los que le hacen el juego a personajes siniestros del aparato de inteligencia de la ex Senain, la ex secretaría de inteligencia dedicada al trabajo sucio y extorsivo en la policía.

La Ministra de Gobierno afirma que nada tiene que temer y que enfrentará los alegatos falaces con verdad y que asistirá a la Asamblea Nacional para seguir demostrando que sus actuaciones siempre han sido apegadas a la Ley, a la ética y el servicio al país.

Fuente: El Universo