‘​M​añana más’​, adelanta Richard Carapaz, de cara a la alta montaña en el Tour

0
388

e corrió este viernes en la Grande Boucle una séptima etapa que dejó cambios radicales en la clasificación general, con el ecuatoriano Richard Carapaz (Ineos Grenadiers) fuera del Top 10 del Tour de Francia.

La jornada fue maratónica, la más extensa de los últimos 21 años de la ronda francesa con sus 249,1 kilómetros, y pasó factura a más de uno de los favoritos, algunos damnificados y otros como la Locomotora que arriesgaron al final, sin encontrar recompensa.

El ecuatoriano cerró la etapa en Le Creusot en el puesto 21, a 5 minutos 15 del ganador, Matej Mohoric, del Bahrein-Victorious.

Una fuga numerosa, y con hasta 7 minutos del lote principal, marcó la jornada. El pelotón se movió poco y solo hasta el final Carapaz se desprendió, en un intento de acortar diferencias con Mathieu van der Poel (Alpecin-Fenix), quien mantuvo el maillot amarillo.

El intento no fue fructífero para el ecuatoriano, alcanzado en los metros finales por el grupo principal, que entró con Jualian Alaphilippe (Deceuninck-Quick Step), Enric Mas (Movistar) y el mismo Tadej Pogacar (UAE-Team Emirates). Todos favorecidos por un esfuerzo colectivo, cara opuesta al desgaste del carchense.

“El que no arriesga no sabe para qué vive”, posteó Carapaz cumplida la jornada y con el descenso al decimosegundo puesto de la clasificación general.

La diferencia de la Locomotora se amplió a 5 minutos 19 segundos con relación a Van der Poel, desventaja que no desanima a Carapaz. “Disfrutando al máximo. Mañana más”, aseguró.

Ineos destacó el esfuerzo de uno de sus líderes. “Realizó una valiente actuación de ataque”, destacó la escuadra británica, aunque lamentó que el ecuatoriano fuera “arrastrado por el pelotón después de que Movistar comprometiera a los corredores en la persecución”.

Con los primeros puertos de primera categoría del Tour, en Mont-Saxonnex, Col de Romme y Col de Colombiere, Ineos deja la puerta abierta a un nuevo “cambio” de la carrera, donde sus ciclistas buscarán recuperar tiempo y posiciones, con Carapaz en busca de regresar a la pelea por el podio, y Geraint Thomas en espera de descontar los 5 minutos 29 segundos y avanzar de su decimotercera posición.

La octava jornada del Tour se correrá entre Oyonnax y Le Grand-Bronand, con 158,8 kilómetros, una fracción que tendrá un esprint intermedio y cinco premios de montaña, tres de ellos de primera categoría.

Fuente: El Universo