Moscú denuncia haber sido blanco de un ataque con drones; Kiev niega su responsabilidad

0
312

Dos personas levemente heridas y daños menores en edificios de la capital rusa dejó un ataque con drones denunciado por Rusia este 30 de mayo. Las aeronaves no tripuladas, en su mayoría, fueron interceptadas por la defensa antiaérea, según informó el alcalde de Moscú, Serguéi Semiónovich Sobianin. El Kremlin responsabilizó a Kiev del hecho y lo tildó de “terrorista”. Ucrania negó tener relación con las acciones.

Sin víctimas ni daños de consideración, Moscú fue blanco de un inusual ataque con drones este martes 30 de mayo, del cual culpó a las fuerzas ucranianas.

«Esta mañana, el régimen de Kiev llevó a cabo un ataque terrorista con aviones no tripulados contra varios puntos en Moscú», denunció el Ministerio de Defensa de Rusia en un comunicado. A renglón seguido, las autoridades rusas agregaron que varios de los drones fueron derribados cuando se acercaban a la capital.

«No ha habido muertos, y por el momento no hay amenaza para los residentes de Moscú y su región», dijo a la prensa Dmitri Peskov, portavoz de la Presidencia rusa, horas después del nuevo ataque en suelo ruso del cual Kiev se desligó rápidamente.

Según el alcalde Moscú, Serguéi Semiónovich Sobianin, por razones de seguridad, los servicios de emergencia evacuaron a los vecinos de varias entradas de dos edificios que fueron golpeadas por uno de los drones.

«Inmediatamente después de que finalice el trabajo de los servicios especiales, los residentes podrán regresar a sus apartamentos», afirmó.

El ataque en Moscú se dirigió contra algunos de los distritos más lujosos, como Lenin Prospekt, una de las principales arterias de la capital, trazada bajo Stalin, y el oeste de Moscú, donde vive la élite rusa, incluido el presidente Vladimir Putin.

Sobre los detalles, el Ministerio de Defensa ruso afirmó que se lanzaron ocho drones contra la ciudad. «Tres de ellos fueron suprimidos utilizando equipos electrónicos. Perdieron el control y se desviaron de sus objetivos. Otros cinco drones fueron derribados por el sistema de misiles tierra-aire Pantsir-S de la región de Moscú», declararon.

Kiev niega estar implicada, Moscú ve el ataque como una represalia 

En respuesta al señalamiento de Rusia contra Ucrania, el asesor presidencial ucraniano, Mijailo Podoliak, en un canal de Youtube, aseguró que su país no tiene nada que ver con este ataque.

«En lo que respecta a los atentados, por supuesto que nos alegramos de verlos y prevemos nuevos atentados. Pero, por supuesto, no estamos directamente vinculados a estos acontecimientos», declaró.

El funcionario recalcó que lo que ocurre en Moscú no importa en lo más mínimo en Ucrania, donde la preocupación está en las decenas de drones y misiles lanzados contra Kiev en los últimos días.

Del lado ruso, sostienen la versión de que este ataque fue la «respuesta» de Kiev a los recientes ataques rusos en Ucrania, dijo Peskov.

«Está claro que estamos hablando de la respuesta del régimen de Kiev a nuestro ataque muy efectivo en uno de los centros de toma de decisiones», puntualizó el portavoz del Kremlin.

El ataque tuvo lugar el domingo 28 de mayo y fue la mayor embestida con drones jamás efectuada desde el inicio de la guerra contra la capital ucraniana, lanzada hace 15 meses por orden de Vladimir Putin bajo la retórica de una «operación militar especial» para «desnazificar» a Ucrania.

No es la primera vez que Rusia denuncia ataques en su territorio

El hecho tiene antecedentes. El 2 de mayo se produjo otro suceso similar contra el Kremlin, también con drones. En aquel momento, el gobierno ruso acusó a Ucrania de intentar acabar con la vida del presidente Vladimir Putin. Dos drones fueron derribados aquella vez, según las autoridades de ese país.

Recientemente el New York Times publicó un artículo relatando que la inteligencia estadounidense cree que Ucrania estuvo detrás de un ataque con drones contra el Kremlin a principios de mayo.

Frente a este tipo de afirmaciones el presidente Volodímir Zelenski ha asegurado, en repetidas ocasiones y en escenarios internacionales, que Kiev no ataca «ni a Putin ni a Moscú».

Nueva embestida rusa en Kiev deja una persona muerta  

Entre tanto, Kiev amaneció este martes con una persona muerta y varias heridas en un edificio residencial como resultado de un nuevo ataque ruso con 31 drones de fabricación iraní, 29 derribados, según la Fuerza Aérea ucraniana.

Una mujer de 33 años murió y al menos 11 personas resultaron heridas en el distrito de Holosiivskyi del sur de la capital, el más afectado en esta nueva oleada de ‘shaheds’ que destruyó las dos últimas plantas de un bloque de 24 pisos.

“Fue horrible”, dijo a EFE Nikita Kuzmin, un joven vecino del bloque parcialmente destruido que desde que empezó la guerra trabaja para el Ejército ucraniano como voluntario arreglando vehículos.

Fuente: DW