Vicuña debe responder una demanda de lesividad presentada por el SRI

La exvicepresidenta tiene 30 días para contestar. El juicio Contencioso Administrativo se tramita en la Corte Provincial de Justicia de Guayas.

0
376

La exvicepresidenta María Alejandra Vicuña tiene 30 días para contestar una demanda de lesividad presentada en su contra por el Servicio de Rentas Internas (SRI). El juicio Contencioso Administrativo se tramita en la Corte Provincial de Justicia de Guayas, en el Tribunal Distrital de lo Contencioso y Administrativo.

Los jueces a cargo del caso son Dorian Iván Rodríguez Silva (ponente), Ángel Enrique Vera y Ángel Herminio Ponce, quienes dispusieron que la demandada “estará obligada a acompañar a la contestación de la demanda: copias certificadas de la resolución o acto impugnado de que se trate y el expediente original que sirvió de antecedente y que se halle en el archivo de la dependencia a su cargo”.

Según el Código General de Procesos, la lesividad es una de las acciones que se tramitan en el Contencioso Administrativo en este caso “que pretende revocar un acto administrativo que genera un derecho subjetivo a favor del administrado y que lesiona el interés público”.

Significaría que una entidad administrativa cree que hay un daño a los intereses públicos por un acto anteriormente dictado y que favorece a la persona interesada. Con esa acción se solicita la anulación en la justicia. La demanda fue calificada como clara y aceptada a trámite el pasado 26 de junio, según registra el sistema Satje de la Función Judicial.

El regreso de Vicuña al SRI, tras su salida de la Vicepresidencia fue cuestionado desde diferentes sectores. Se puso reparos, por ejemplo, a la ampliación de su licencia para ser ministra de Vivienda y luego vicepresidenta. Esa ampliación fue calificada como ilegal por el exministro de Trabajo Raúl Ledesma.

En 2007, Vicuña fue nombrada como funcionaria de carrera en el SRI. En 2009, solicitó licencia para terciar en los comicios parlamentarios en los que fue designada asambleísta. Desde ese año prorrogó sus permisos para ministra y vicepresidenta. El día que renunció al último cargo solicitó una nueva licencia, aunque se presentó a trabajar el 26 de diciembre de 2018.

El exministro había señalado que no se le debieron conceder los permisos en los dos últimos cargos. Además, reiteró que podrían haberse iniciado sumarios a quienes otorgaron los permisos.

No es el único problema que afronta Vicuña en el ámbito judicial. Este lunes debía ser juzgada por presunta concusión; pero solicitó diferimiento de la diligencia por la ausencia de su abogada Ana María Ontaneda, quien estará fuera del país y retornará el 9 de julio.

En el ámbito académico, en abril la Comisión Interventora de la Universidad de Guayaquil anuló su título de posgrado como magíster en Administración de Empresas. En un comunicado, la exvicepresidenta anunció que pediría la revisión de la decisión a la que catalogó como arbitraria y que no respetó el debido proceso.

Expreso