Máxima tensión en Bolivia tras la muerte de dos manifestantes

0
702

Evo Morales pide levantar la huelga y la oposición exige su renuncia. En una rueda de prensa este jueves, el presidente boliviano Evo Morales pidió a los sectores de la población que impulsaron una huelga por tiempo indeterminado para que se anulen las elecciones del pasado 20 de octubre que levanten la medida de fuerza y esperen al resultado de la auditoría que inició la OEA.

Luego de violentos enfrentamientos en el país que se cobraron la vida de dos manifestantes y dejaron cientos de heridos, Evo Morales señaló que los comités cívicos que encabezan las protestas opositoras recibieron las instrucciones de levantar sus medidas de presión y dijo que espera que los movilizados que están bloqueando accesos también puedan responder a su pedido hasta que la Organización de Estados Americanos entregue su informe, que se estima que tomará doce días de revisiones.

El mandatario volvió a negar que se haya gestado un fraude electoral en el país. “Puedo equivocarme, somos seres humanos y nos equivocamos, pero pensar que Evo ha montado un fraude, no entiendo. Como empieza la auditoría de la OEA pido a quienes están en paro levantar y dar un cuarto intermedio a sus movilizaciones hasta que la OEA y los delegados de tres países emitan su informe correspondiente”, indicó Morales.

Tras esta declaración, la respuesta del opositor Comité Cívico pro Santa Cruz fue casi inmediata. Luis Fernando Camacho, líder de la organización que impulsó el paro indefinido, brindó un mensaje para los medios de comunicación y anunció que no levantará la medida de fuerza hasta que Evo Morales renuncie a la Presidencia de Bolivia.

“Vamos a rechazar que hay un gobierno que, además de mandar a matar a nuestra gente, está echando la culpa a nosotros, los bolivianos. Si bien queremos un gobierno democrático a través de un proceso, ahora exigimos la renuncia del presidente Morales lo antes posible. Estas medidas no se van a levantar hasta que el presidente Morales renuncie. Porque se está llevando la vida de bolivianos, nos está enfrentando entre bolivianos, está corriendo sangre del pueblo boliviano y eso no lo podemos permitir”, declaró Camacho.

Y concluyó: “Nuestra decisión es ratificar esta noche con todo el pueblo cruceño en el Cristo para decirle a Bolivia y al mundo que Santa Cruz quiere la renuncia del presidente Morales”.

El Comité Cívico Pro Santa Cruz repudió este jueves la muerte de dos personas en las manifestaciones de las últimas horas en el poblado de Montero, cercano a Santa Cruz, bastión de la oposición, tras el acuerdo entre el gobierno de Evo Morales y la OEA para verificar el escrutinio.

“Con el corazón estremecido, lamentamos profundamente las muertes violentas sucedidas en Montero, de nuestros hermanos Mario Salvatierra y Marcelo Terrazas Seleme, héroes y mártires de la democracia”, expresó en un comunicado el Comité Cívico.

Y agregó: “Condenamos la sangrienta violencia generada por el Movimiento al Socialismo (partido de gobierno), que atacó a los ciudadanos que protestaban pacíficamente desde hace ocho días exigiendo el respeto a la democracia. Nos solidarizamos con las familias de las víctimas fatales, a quienes acompañamos en estos momentos de angustia y dolor, así como a los heridos de los ataques de las hordas del MAS enviadas por Evo Morales Ayma para reprimir y matar al pueblo”.

Por último, subrayó: “No descansaremos ni un minuto hasta que los autores materiales e intelectuales sean castigados con todo el rigor de la Ley. Exigimos a la Policía Nacional y al Ministerio Público realizar inmediatamente una exhaustiva, rápida y transparente investigación de estos hechos criminales que solo tienen el único objetivo de desmovilizar a un pueblo que viene protestando de manera pacífica en las calles, en contra de la tiranía y la dictadura del partido de Gobierno”.

Protestas en Cochabamba, Bolivia

Fuente: Infobae