Transportistas y comerciantes se unen para plantear exigencias al alcalde

0
393

Dirigentes de los buses de transporte urbano, de los frentistas del Tranvía Cuatro Ríos, del mercado El Arenal, y de la zona de la Nueve de Octubre, ayer se unieron para plantear algunas exigencias a Pedro Palacios, alcalde de Cuenca.

Manolo Solís, presidente de la Cámara de Transporte de Cuenca (CTC), que agrupa a los 475 autobuses urbanos que hay en esta urbe, indicó que el Municipio de Cuenca les adeuda 1.898.500 dólares de dos subsidios.

Uno: es una compensación, acordada desde 2017, por el medio pasaje que se cobra a estudiantes menores de edad; niños y adolescentes; personas con discapacidad y personas de la tercera edad. Está pendiente desde 2018.

Esta subvención, que equivale a unos 600 dólares mensual por cada unidad, ha sido observada por la Contraloría General del Estado (CGE), pues considera que no es justicada. Está pendiente de pago 598.500 dólares.

El otro subsidio corresponde al un centavo que consta en la Ordenanza para el Mejoramiento de la Calidad del Servicio de Transporte Público de Pasajeros de Buses Urbanos y Puesta en Marcha del Plan de Renovación de la Flota Vehicular.

Esto es porque en 2017 el Concejo Cantonal de Cuenca aprobó un alza del pasaje de 25 a 31 centavos, de los que los pasajeros pagan los 30 y el municipio subsidia el resto. La deuda está retrasa un año y es de 1.300.000 dólares.

Por otra parte Wilmer Bravo, presidente del Sistema Integrado de Recaudo (SIR), de la CTC, advirtió que las 50.600 tarjetas también llamadas Movilízate, que tiene el cabildo para dar a los usuarios del tranvía, no podrán ser usadas en los buses.

Esto porque no hay una interoperabilidad entre los sistemas de recaudo de ambas modalidades de transporte. Para interconectarlos, a decir Bravo, se requiere mínimo de seis meses, pues hay que hacer ajustes en los software.

Bravo acotó que la tarjeta Movilízate en propiedad intelectual de la CTC por lo que el municipio no puede hacer uso de esta marca sin el respectivo permiso. “No podría haber dos tarjetas en Cuenca con el mismo nombre, lo rechazamos…”, dijo.

“No existe un documento de parte de la municipalidad o de cualquier ente, que nos solicite a la cámara de transporte que se dé esta interoperabilidad…”, acotó Bravo, quien es expresidente de la CTC.

Cerca del medio día Fabián Ledesma, concejal de Cuenca, y Andrés Peñafiel, titular de la Dirección de Gobernabilidad, de la municipalidad, se reunieron con los dirigentes de la CTC para conocer sus pedidos.

Se acordó mantener una reunión el lunes 9 de marzo con las principales autoridades municipales para analizar los pedidos de este sector de la transportación. (CSM)-(I)

DETALLE

50.600 tarjetas electrónicas llamadas Movilízate tiene el Municipio de Cuenca para el pago del pasaje del Tranvía Cuatro Ríos.

FRENTISTAS

Nicolás Aguilar, vocero de los frentistas del Tranvía Cuatro Ríos, cuestionó las cifras dadas por la Dirección de Gestión de Movilidad (DGM), del Municipio de Cuenca, para aplicar planes de movilidad en el centro histórico.

“El plan de movilidad de la ciudad no se construye de un momento al otro, es un plan que toma años en ser medido y nosotros aquí estamos en este momento sabiendo que la ruta tranviaria es un ecosistema…”, señaló.

Solicitó la reapertura al tránsito vehicular de la calle Padre Aguirre y que se hagan estudios técnicos de lo que ocurrirá con la movilidad en la urbe una vez que comience a operar el sistema tranviario.

Aguilar sostuvo que el 65% de personas que llega a sus negocios lo hace por medio del transporte público, en su gran mayoría en los buses de transporte urbano.

Fuente: El Mercurio