Protestas por Floyd dan paso a nuevos cambios

0
774

Primero, fueron los casi nueve minutos de presión de la rodilla del policía Derek Chauvin sobre el cuello del afroamericano George Floyd.

Luego, su frase de “no puedo respirar” se convirtió en la consigna de las marchas en todo el país, que ya completan 14 días. Y, después, el llamado contra del racismo y los excesos policiales se expandió por todo el mundo.

Pero, más que protestas multitudinarias, tras la muerte de Floyd se han registrado algunos cambios en Estados Unidos. Una de las transformaciones a corto plazo es la prohibición en diferentes estados del estrangulamiento como técnica para detener a un ciudadano.

También hay llamados para reformar la estructura de la Policía como institución, presión que aumentó tanto que llevó al gobierno local de Minneapolis a acabar dicho departamento; mientras que varios congresistas preparan un paquete legislativo denominado ‘Ley de justicia en la Policía’, que contempla desde la prohibición en todo el país de la técnica de ahogamiento, hasta la eliminación de la conocida inmunidad calificada que protege a los uniformados en pleitos legales.

Uno de los factores comunes entre los legisladores y gobernantes que promueven dichas ideas es que pertenecen al Partido Demócrata.

El candidato presidencial de esta colectividad, Joe Biden, ya dijo que no apoya las iniciativas para eliminar los departamentos de Policía, pero que sí cree en la “urgente necesidad” de reformar la institución y su presupuesto, según expresó Andrew Bates, vocero de la campaña.

Por su parte, el actual presidente y también candidato Donald Trump está estudiando varias de las propuestas que han surgido tras la muerte de Floyd, aunque “está horrorizado” con la idea de desmantelar la Policía”, como sostuvo Kayleigh McEnany, portavoz de la Casa Blanca.

El Concejo de Minneapolis decidió el pasado 7 de junio dejar de financiar al actual Departamento de Policía y encontrar una nueva manera para vigilar las calles.

“Décadas de esfuerzos por reformar la Policía han probado que el Departamento de Policía de Minneapolis no puede ser transformado, y nunca será responsable por sus acciones.

Estamos hoy aquí para comenzar el proceso para finalizar el Departamento de Policía y crear un nuevo modelo que cultive seguridad en nuestra ciudad”, aseguraron los legisladores al aprobar con 9 de 13 votos el fin de la Policía local.

Los miembros del Concejo reconocieron que no saben concretamente cómo será un futuro sin la Policía y por cuál modelo la reemplazarán, pero aseguraron que lo indagarán con la comunidad durante el próximo año, y agregaron que el cuerpo policial se acabará con las decisiones presupuestales.

Fuente: El Tiempo