Donald Trump advierte con congelar fondos a escuelas que no reanuden clases en septiembre

0
606

Las escuelas primarias, secundarias y universidades de todo Estados Unidos analizan cómo balancear la necesidad de una reapertura con las preocupaciones por un rebrote de contagios de COVID-19.

El presidente estadounidense, Donald Trump, es uno de las principales figuras que presiona para reabrir totalmente las escuelas y universidades.

Trump incluso ha manifestado que podría congelar los fondos si estas no levantan la clausura desde el mes de agosto.

«Estoy en desacuerdo con los muy duros y costos lineamientos de los CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades) para la reapertura de escuelas. Mientras ellas quiere abrir, les piden cosas muy poco prácticas. Me reuniré con ellos», dijo Trump en Twitter.

Trump también mencionó que el mantener cerradas la escuelas beneficia a la oposición y por eso esta no lo apoya. Tomando en cuenta que las elecciones presidenciales son en noviembre.

Puso como ejemplo a países como Alemania, Noruega, Dinamarca y Suecia, donde ya las escuelas están recibiendo a los estudiantes.

Sin embargo, también hay voces críticas como la de Lily Eskelsen García, presidenta de la Asociación Nacional de Educación, quien afirma que el regreso se debe hacer de forma segura y sin apuros.

En tanto, la ciudad de Nueva York planifica reabrir parcialmente sus escuelas públicas cuando comience el nuevo año escolar en septiembre, con un máximo de tres días de clases presencial para limitar el contagio del coronavirus, anunció este miércoles el alcalde.

El plan busca reducir la cantidad de alumnos por clase de las 1800 escuelas de la inmensa ciudad, a las cuales asisten más de 1,1 millones de niños.

«La mayoría de las escuelas no podrán tener a todos los niños al mismo tiempo», dijo el alcalde Bill de Blasio a periodistas. «Una semana típica será con dos o tres días en el salón de clase», añadió.

Las familias que lo deseen podrán optar por una enseñanza 100% virtual, precisó.

Las escuelas públicas de la ciudad de Nueva York, que fue durante meses epicentro nacional de la pandemia y registró más de 21. 000 muertos, cerraron sus puertas el 16 de marzo. Los cursos hasta junio fueron ofrecidos de manera virtual.

En septiembre, los niños deberán ir a la escuela con mascarilla. Algunas clases tendrán lugar en espacios más grandes como cafeterías, gimnasios o auditorios, dijo el alcalde.

Pero la última palabra la tiene el gobernador Andrew Cuomo, con autoridad sobre los 700 distritos escolares de este estado de 20 millones de habitantes, quien indicó el miércoles que la decisión será tomada la primera semana de agosto.

En Massachusetts, un estado vecino, las autoridades anunciaron que las escuelas donde los niños mantengan al menos un metro de distancia entre ellos podrán reabrir completamente en septiembre.

Fuente: El Universo