Cuenca entre las ciudades con problemáticas por libadores

0
677

A pesar de la emergencia sanitaria, hay quienes liban en las calles, parques, plazas, parqueaderos, miradores, entre otros sitios; esto implica aglomeraciones y escándalos.

A través de la línea de emergencias 9-1-1 y el sistema de cámaras del ECU-911 se han detectado 338.000 casos de personas ingiriendo bebidas alcohólicas en el espacio público, a nivel nacional.

Desde marzo de 2020, del total de emergencias por libadores el 22 % pertenece a Guayaquil; el 17 % corresponde a Quito; el 5 % se ha registrado en Cuenca; un 3 % en Ibarra y el 3 % en Riobamba; el 50 % corresponde a otros cantones.

Debido a esta problemática, Juan Zapata, director del ECU 911, indicó que se ha “optimizado la competencia de videovigilancia y se están utilizando 322 sistemas de megafonía IP. Estos aparatos están sincronizados con las cámaras ubicadas en diferentes zonas geográficas y cuando se detectan casos de libadores en el espacio público se envía un audio con la finalidad de evitar que se transgreda la norma, si no se hace caso a esa grabación se articula con la institución encargada para las sanciones respectivas. Este es un componente preventivo y disuasivo, es la tecnología al servicio de la operatividad con la finalidad de optimizar recursos”.

La megafonía IP es una plataforma tecnológica que se usa para la difusión de mensajes de audio (locuciones) o sonidos a través de altoparlantes, que se activan desde las Salas Operativas del a escala nacional.

Esta herramienta se ubica junto a las cámaras de videovigilancia y su función es la interacción del operador del ECU 911 con la ciudadanía, se usa con un enfoque preventivo y para emitir alertas (sonoras) que modifican la conducta de las personas que intentan o transgreden las normas establecidas.

En los videos captados por las cámaras se observa a varias personas libando fuera o dentro de sus vehículos, se escucha la voz del operador solicitando que se retiren del lugar y las personas —en la mayoría de casos— hacen caso a estos mensajes preventivos.

Fuente: El Mercurio