Dos funcionarios del Municipio de Guayaquil convocados dentro de investigación fiscal por presunto peculado no rindieron su versión

0
918

Como parte de la investigación que comenzó la Fiscalía General del Estado a funcionarios del Municipio de Guayaquil, entre ellos, la alcaldesa Cynthia Viteri y un contratista, por presunto delito de peculado, la mañana de este lunes dos de ellos estuvieron convocados para comparecer ante la Fiscalía del Guayas, pero no lo hicieron.

Se trata de Alfredo Contreras, subprocurador síndico de Contratación Pública; y Xavier Álvarez, gerente general de la Fundación Guayaquil Siglo XXI, convocados para las 09:00 y 11:00, en su orden, de este lunes.

Mientras, a Christian Moreano y a Foad Saud la Fiscalía los convocó para las 13:00 y 15:00, respectivamente. En cambio, la alcaldesa Viteri deberá comparecer este martes 4 de mayo, a las 09:00.

Según el impulso fiscal conocido el fin de semana, la investigación abarcará tres procesos contratados por el Municipio de Guayaquil. Estos son el proyecto Letras Vivas, que estipula el servicio de diseño, producción, coordinación técnica, conceptual y logística del proyecto cultural artístico de pintado de 50 paredes en la vía pública con frases de escritores y artistas guayaquileños o que han vivido en la urbe.

Este proyecto ha sido criticado por su costo (389.350 dólares más IVA) y la falta de reconocimiento económico a los autores de las frases utilizadas en los lienzos.

Otro contrato que investiga la Fiscalía es el del proyecto Óleos del Bicentenario , por el cual por $ 445.000 se elaborarían seis cuadros de arte. A fines de abril el Cabildo porteño indicó que suspendió definitivamente este proyecto, al igual que la construcción del llamado Auditorio del Pensamiento Libertario José de Villamil (o Casa Villamil), donde se exhibirían los cuadros.

Asimismo, la Fiscalía investiga 12 contratos de servicios de limpieza y trapeados en áreas regeneradas suscritos por la Fundación Municipal Siglo XXI en el puerto principal.

La mayor contratación municipal -en el rubro de trapeado de calles y avenidas- se dio en el año de la pandemia, con 12 procesos por $ 19,7 millones.

Fuente: El Universo