Las tres condiciones de Vladimir Putin para detener su acción militar en Ucrania

0
488

El Kremlin declaró hoy que Rusia detendrá su ofensiva militar en Ucrania si Kiev acepta sus condiciones, que incluyen el reconocimiento de Crimea como territorio ruso y la independencia del Donbas, las regiones prorrusas de Donetsk y Lugansk.

La operación militar rusa en Ucrania puede concluir “en cualquier momento” si Ucrania cumple las condiciones planteadas por Rusia, aseguró el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

“En realidad, ya estamos concluyendo la desmilitarización de Ucrania. Y la concluiremos. Ellos (los ucranianos) deben abandonar las acciones militares”, aseguró el portavoz, citado por la agencia oficial RIA Nóvosti.

El pasado 24 de febrero, el presidente ruso, Vladímir Putin, ordenó la invasión militar en Ucrania bajo el pretexto de proteger a la población rusohablante de las regiones separatistas de Donetsk y Lugansk, y exigió la desmilitarización y “desnazificación” del país vecino.

Condiciones de Rusia para detener la invasión

  1. Ucrania debe enmendar su Constitución para renunciar a su ingreso en “cualquier bloque” (refiriéndose a la OTAN)
  2. Ucrania debe reconocer a Crimea como territorio ruso
  3. Ucrania debe aceptar oficialmente la independencia de las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk

El Alto Comisionado de Naciones Unidos para los Refugiados (ACNUR) contabiliza 1.735.068 refugiados que huyeron de la guerra de Ucrania, tras un aumento de unos 200.000 desde el domingo, según los datos publicados este lunes a las 11H00 GMT.

Las autoridades de la ONU esperan que el flujo aumente, sobre todo en caso de apertura de corredores humanitarios que permtian a los civiles salir de las grandes ciudades.

“Esta es la crisis de refugiados de más rápido crecimiento en Europa desde la Segunda Guerra Mundial”, tuiteó el domingo el Alto Comisionado para los Refugiados, Filippo Grandi.

Las cifras de refugiados incluyen el territorio controlado por Kiev, con más de 37 millones de habitantes, pero no la península de Crimea –anexada por Rusia en 2014– ni las dos zonas en manos de los separatistas prorrusos en el este del país.

Según la ONU, hasta cuatro millones de personas podrían abandonar el país a causa del conflicto.

Fuente: El Universo