Los pasajeros del bus accidentado en la vía Princesa Toa, sector Conocoto, ‘gritaban y salían por las ventanas’

0
967

El volcamiento de un bus interparroquial en el suroriente de Quito ha dejado 41 personas afectadas este viernes 14 de diciembre del 2018. Lilia Sacón caminaba por la avenida Princesa Toa, en el sector Conocoto, cuando ocurrió la tragedia, que hasta las 10:30 había segado cinco vidas. “Arriba el bus se chocó contra otros carros y casi se impacta contra otro que subía por la vía”, relató.

El chofer, al parecer, quiso frenar impactándose contra un muro, pero no pudo detenerse, contó la mujer y agregó que luego el bus se estrelló contra el poste de electricidad y terminó volcado sobre la calzada, cerca de las 07:00 de este viernes, en una hora con alta afluencia de pasajeros, entre trabajadores y estudiantes, en el inicio de la jornada.

“Los pasajeros gritaban y salían por las ventanas; pedían ayuda a gritos porque sangraban, tenían dolor. Yo trataba de darles ánimo; les decía que ya llegan los paramédicos y las ambulancias”. Entrevista con directivos de la cooperativa de transporte Los Chillos quienes se refrieren al accidente de este 14 de diciembre:

El ECU 911 informó que por el siniestro se han registrado 41 personas afectadas: cinco fallecidos y 38 heridos.

La gente que viajaba en el bus coincidió con que el chofer perdió los frenos y se estrelló contra otros vehículos que circulaban en la vía Princesa Toa, que conecta la parroquia de Conocoto con la av. Simón Bolívar, a la altura de La Argelia, en el sur de Quito.

Wilson Arellano conducía una camioneta negra. “Yo bajaba (adelante del bus accidentado) y escuché que le chocó a un automóvil; le mandó contra la pared. Al mirar por el retrovisor noté que estaba encima mío”. Su vehículo fue uno de los tres chocados por el bus, según el Cuerpo de Bomberos.

“Definitivamente venía sin frenos”, aseguró Arellano. El balde de la camioneta estaba destruido en la parte posterior. En esos momentos -indicó Arellano- un automóvil subía por la vía, a la altura de la entrada a un terreno baldío.

El chofer del bus trató de ingresar allí, pero no lo hizo para no chocar de frente contra ese carro y continuó bajando a alta velocidad por la avenida.

El bus se dirigía del sur de Quito hacia el valle de Los Chillos. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

El bus se dirigía del sur de Quito hacia el valle de Los Chillos. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO 

Según el Cuerpo de Bomberos, 69 personas resultaron afectadas en el accidente de este viernes 14 de diciembre del 2018. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

El chofer, al parecer, quiso frenar impactándose contra un muro, pero no pudo detenerse en el accidente de este viernes 14 de diciembre del 2018. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO 

También se impactó contra un automóvil gris, cuyo conductor estaba asustado. “Bajaba y solo sentí que me estrelló el bus, mandándome contra la pared. Estabilicé mi carro y me detuve”, relató Bolívar Robayo.

Luego de eso, Robayo dice que únicamente alcanzó a escuchar los golpes cuando el bus se chocaba contra los postes y el muro del conjunto residencial.

Conforme avanzaba la mañana, los parientes de las víctimas llegaban al lugar del accidente. Lloraban al verlos sobre la calzada, cubiertos por mantas negras. Se tomaban de las manos para consolarse.

Fuente: El Comercio