Situación financiera de CNT no pudo ser verificada por auditores externos

0
679

Esta tarde, en la matriz de la Contraloría General, en el centro norte de Quito, se leyó el borrador del informe sobre el análisis de los Estados Financieros de la Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT), durante el periodo de enero a diciembre de 2016.

La empresa auditora Morales y Asociados fue contratada para este examen. En la parte medular de sus conclusiones se abstuvo de opinar sobre la situación financiera de CNT porque no recibió documentación que soporte ninguno los ingresos, gastos, activos ni pasivos de la empresa.

Esto quiere decir que no hay evidencia de un manejo adecuado de la contabilidad, ningún registro confiable de los activos, ni siquiera se pudo verificar controles de los sistemas y software de CNT.

Por ejemplo, en las cuentas bancarias de la empresa, manejadas en las dependencias de Quito y Guayaquil, se determinaron más de 2.600 millones de dólares en transacciones no identificadas, por lo que los auditores no pueden dictaminar el destino y existencia real de esos fondos.

Así también, debido a la falta de gestión de cobro, existe una diferencia no justificada de 1’758.174, 16 dólares en la Cuenta por Cobrar abonados particulares; y 11’678.975, 54 dólares en la Cuenta por Cobrar abonados móviles.
En el caso de las activos de la empresa, se encontraron 895 proyectos, por valor de 317’031.436, 95 dólares, que no están registrados ni tampoco hay evidencia de si se terminaron. Además, no se contabilizaron de manera completa la depreciación, con lo que el valor de los activos de CNT está sobrevalorado.

Ni siquiera las inversiones en empresas subsidiarias tiene soporte, ni un resgistro adecuado, por lo que los auditores encontraron diferencias sin justificar por más de 20 millones de dólares.

Finalmente, se determinó que no existe control de claves de acceso a los sistemas de la empresa, por lo que varios exempleados todavía están activos y pueden manipular software y otros datos sensibles.

Los balanaces de 2014 y 2015, en examenes anteriores, también tuvieron abstención de opinión porque no existe estados financieros consolidados y controles básicos de inversiones, pagos de personas en el Iess, ingresos y gastos. (JS)

Fuente: La Hora