Se insiste en nueva diligencia en caso de la desaparición de David Romo

0
394

Los abogados de la familia de David Romo (desaparecido el 16 de mayo de 2013), presentaron ante la Fiscalía General, el pasado 14 de febrero, un petitorio en el que se insiste para que la entidad oficie a la empresa Movistar, que envíe un informe con el detalle de las llamadas entrante y saliente del número celular que usaba el joven los días 15 y 16 de mayo del 2013.

Así lo indicó Byron Ayala, uno de los nuevos defensores de la familia de Romo.

Ese pedido forma parte de la denuncia por desaparición forzosa que se presentó en agosto pasado.

Según Ayala, han hecho varias solicitudes a Fiscalía pero no han sido despachados por el fiscal a cargo de la investigación, desde hace seis meses.

«Con esta prueba (…) y si es que se ubica esa triangulación de llamadas entrantes y salientes se podría identificar con quién tuvo contacto la persona desaparecida pocos minutos o antes de ser desaparecida o durante la desaparición y en qué ubicación real se encontraba el teléfono celular (…) quién quita que no estaba en el bus como dice la Policía, quién quita que no se encontraba a la altura de la Mitad del Mundo, que no se encontraba sino por otra ubicación», adujo Ayala.

Alexandra Córdova, madre de David, aseguró que ha solicitado en innumerables veces que rastreen el móvil de su hijo y que ubiquen la llamada del 16 de mayo del 2013, a las 22:22, pero Policía y Fiscalía no lo han hecho aduciendo que no hay la tecnología para ello.

En agosto del 2017, el caso de la desaparición forzada de David Romo, llegó a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que según los abogados, está en la etapa de admisibilidad.

A ese organismo internacional, a inicios de este mes, se presentó un último escrito para reforzar -dijo Ayala- todas las «irregularidades cometidas» y la «responsabilidad» que tendría el Estado ecuatoriano.

Milton Castillo, otro de los abogados, pidió a la ministra del Interior María Paula Romo que tome cartas en el asunto y que garantice que no habrá impunidad en la Policía Nacional.

«No tenemos a la fecha certeza si David usó ese teléfono que supuestamente le robaron, si David estuvo en el bus, si David está vivo o muerto, no lo sabemos, el Estado ecuatoriano hasta ahora no responde esas preguntas», expresó Castillo. (I)

Fuente: El Universo