Ana Belén Marín denuncia haber sido agredida por la asambleísta Carmen García

La Ley Orgánica de la Función Legislativa establece sanciones desde amonestación escrita hasta la suspensión por 30 días sin sueldo.

0
611

La sesión en la que se trato la posible destitución de la presidenta de la Asamblea, Elizabeth Cabezas, terminó con la denuncia de agresión de una asambleísta a otra. La legisladora de Alianza PAÍS (AP), Ana Belén Marín, denunció que fue agredida físicamente por la asambleísta de la Revolución Ciudadana (RC) a la salida del baño de mujeres.

“Yo salía del baño e ingresaba una asambleísta por el Guayas de la Revolución Ciudadana (RC), abrí la puerta para que pueda entrar y de manera inmediata ingresa la asambleísta Carmen García y abre el brazo, y con su codo me golpea en la parte izquierda superior del pecho” relató Marín.

La legisladora afirmó que no reaccionó porque es una persona pacifica, pero ha puesto en conocimiento del Pleno de la Legislatura esta agresión. Rechazó que este tipo de actitudes se den y espera que no se vuelvan a repetir.

De su parte, la presidenta de la Legislatura, Elizabeth Cabezas, anunció que el tema será puesto a consideración del Consejo de Administración Legislativa (CAL) para tomar las mediadas que la Ley determine.

El artículo 165 en el numeral 5 de la Ley Orgánica de la Función Legislativadetermina como falta: “maltratar de palabra o de obra a los asambleístas o funcionarios de la Asamblea Nacional “.

En tanto que el artículo 166 establece que el CAL podrá imponer las siguientes sanciones: amonestación escrita, multas de hasta el 20% de la remuneración mensual y, suspensión temporal en el ejercicio del cargo, sin derecho a sueldo de hasta treinta días.

“En la determinación de la sanción a ser impuesta, el CAL actuará con base a las quejas que reciba y, en caso que existan, a los archivos de audios y video que le sean remitidos por la Presidenta o Presidente de la Asamblea Nacional o de las comisiones especializadas permanentes y ocasionales”.

La asambleísta Ana Belén Marín, tras la denuncia recibió la solidaridad de los legisladores de las diferentes bancadas legislativas. La bancada de la Revolución Ciudadana abandonó la sala, cuando se escuchó los gritos que se dieron en los pasillos de la Asamblea, tras el incidente. Nunca regresaron a la sesión.

Expreso