Jubilados llevan una semana en huelga de hambre

En Guayaquil, maestros retirados se crucifican en protesta por el pago de sus incentivos.

0
450
Unos 30 maestros jubilados cumplen una semana en huelga de hambre, en los exteriores de la Asamblea Nacional, en Quito, y los estragos se empiezan a sentir. Uno de los manifestantes sufrió un quebranto en su salud y fue llevado a una hospital de la localidad.
El Gobierno propone pagar en bonos $240 millones de los $350 millones que adeuda. Pero los jubilados no están de acuerdo con esa forma de pago, según señaló Alfonso Yánez, presidente de la Coordinadora de maestros jubilados.
En una reunión que mantuvieron este lunes, Yánez y el ministro de Economía y Finanzas, Richard Martínez, se intentó buscar una solución, pero no hubo concensos. De allí que el asambleísta Homero Castanier, presidente de la comisión ocasional que vigila el cumplimiento de las obligaciones del Estado con los jubilados, planteó una especie de Ley solidaria  con contribuciones ciudadanas, similar a la normativa aprobada luego del terremoto del 16 de abril de 2016.
Mientras se analizan diversas propuestas, los jubilados mantienen la medida, que se ha extendido a Guayaquil, donde un grupo de retirados se crucificó en varios lugares, como la plaza San Francisco y en los bajos del gobierno zonal.