Norma elimina barreras para personas con discapacidad

0
949

En el plazo de 36 meses todas las instalaciones de la Municipalidad, propias o alquiladas, deben permitir el fácil acceso a personas con discapacidad. Así lo señala la nueva ordenanza a favor de este grupo de atención vulnerable, aprobada esta semana por el Concejo Cantonal.

La ordenanza indica que el Municipio debe ubicar rampas o ascensores para que las personas con discapacidad puedan acceder a los servicios del gobierno local.

En tanto, la Empresa Municipal de Aseo de Cuenca (EMAC) debe implementar un modelo de parrillas de basura que no implique un riesgo para las personas no videntes.

También se implementarán medidas para la accesibilidad en vehículos. Al menos el 10 por ciento de las vías que están a cargo del Sistema de Estacionamiento Rotativo Tarifado (SERT) deben ser destinadas a personas con discapacidad.

Además, el 10 por ciento de las plazas de parqueaderos públicos municipales deben ser destinados a vehículos en los que se transporten personas de este grupo vulnerable, y el uso de estos estacionamientos será gratuito para ellos.

La concejala Paola Flores, ponente de la ordenanza, indica que para evitar que estas plazas sean ocupadas por otras personas, agentes de la Empresa de Movilidad, Tránsito y Transporte (EMOV) harán operativos permanentes.

Los únicos documentos que habilitarán el parqueo en las plazas reservadas serán el carnet de discapacidad o la cédula si esta contiene dicha información, y el salvoconducto entregado por la EMOV.

Estas medidas “nos serán de mucha ayuda” indica Carlos Arízaga, quien usa silla de ruedas para movilizarse. “Para nosotros es vital tener un sitio para parquear, rampas para acceder a los servicios del Municipio, esperamos que se aplique pronto”, aseguró.

Según Flores, para la aplicación de la normativa se requiere la elaboración de un reglamento en el Consejo de Protección de Derechos, entidad que tiene 120 días como plazo máximo para entregar dicho documento.

Impuestos

La ordenanza también recoge exenciones de entre el 60 y el 100 por ciento del valor de impuestos prediales, obras de beneficio general y contribuciones especiales de mejoras, esto dependiendo del grado de discapacidad del contribuyente.

Una de las novedades que se incluyen en los temas de apoyo económico es el acceso a valores preferenciales en servicios exequiales a través de la Empresa Municipal de Cementerios (EMUCE).

Otra de las instituciones que se suma al apoyo a las personas con discapacidad es la Empresa Municipal de Vivienda (EMUVI) que dará preferencia a este grupo prioritario en sus planes de soluciones habitacionales, anunció la concejala.

Fuente: El Mercurio