Planta de Tixán está en periodo de pruebas

0
475

El proceso consiste en tratar las aguas con turbiedad alta para conocer el comportamiento del proyecto en situaciones adversas para el abastecimiento del líquido vital por los próximos 15 años.

Asegurar el agua potable para Cuenca y sus parroquias rurales por 15 años, es la proyección con el segundo módulo de la planta de tratamiento de agua de Tixán que actualmente cumple un periodo de pruebas de producción de agua.

Su funcionamiento oficial depende de las condiciones de agua cruda en las cuencas altas para verificar si pasa la prueba en tiempos de lluvia fuerte.

En los últimos días se han realizado las pruebas, que incluyen medir y tratar los niveles de turbiedad, cuyos resultados han sido positivos, según Fabián Cazar, gerente de Agua Potable y Saneamiento de la Empresa de Telecomunicaciones, Agua Potable y Alcantarillado, ETAPA.

“Se ha logrado tratar agua con turbiedad relativamente alta a lo que se trataba en el primer módulo”, sostuvo.

Indicó que antes trataban el agua con turbiedad de 100 a 150, y paraban; sin embargo, con el segundo módulo han hecho pruebas de turbiedad de 300 a 350 y han continuado con la operatividad sin ningún problema.

El tope de turbiedad que puede procesar la planta es de hasta 1.000 niveles. La temporada invernal prevista por ETAPA será en abril y con los periodos de más alta lluvia habrá más altas concentraciones de turbiedad.

Esto les permitirá conocer las condiciones más adversas y determinar el comportamiento del módulo para tener previsiones a largo plazo.

Cuenca tiene niveles de cobertura tanto en agua potable como en saneamiento superiores al 95 por ciento, pero en el sector rural hay una necesidad imperiosa en lo segundo, por tanto los proyectos brindan un mejoramiento para el abastecimiento a la población, así lo dio a conocer José Luis Espinoza, gerente de la empresa.

El funcionario además especificó que la planta de Tixán está concebida como uno de los más grandes proyectos de agua potable para Cuenca.

Especificaciones
El nuevo módulo en Tixán puede tratar desde 300 a 1.100 litros. Tixán tiene una capacidad de tratamiento de 1.8 metros cúbicos por segundo, aunque de momento se utiliza un rango de 800 litros por segundo.

El gerente de Agua Potable explicó que con esta planta se abastece a un 60 por ciento de la población urbana de Cuenca.

La obra beneficiará a 560.800 habitantes de Ricaurte, Llacao, Nulti, Paccha, El Valle y sectores urbanos. La inversión del proyecto sobrepasa los nueve millones de dólares que provienen de un préstamo otorgado por el Banco de Desarrollo del Ecuador.

La obra aún no está entregada de manera definitivamente por el contratista. (I)

Un proyecto que ve la luz en 2020 tras ocho años de una larga espera

Durante la administración anterior, en enero de 2019 se realizó la entrega de la infraestructura del proyecto, que tomó más de un año de ejecución, también se colocaron colectores en las orillas del río Machángara.

Ahí se anunció e inició la construcción del proyecto de la conducción de agua cruda del afluente Saymirín (norte de Cuenca) a Tixán.

En Enero de 2020, se realizó la vefiricación del avance de esta obra macro que comprendió la instalación total de 22.356 metros lineales de tubería PVC y hierro dúctil de diferentes diámetros y una vez en marcha, la obra beneficiará directamente a 560.800 habitantes.

Las pruebas se ejecutan actualmente y con ello, la producción de la planta alcanzará 1.940 litros por segundo que, sumados a la capacidad de la planta de El Cebollar, se llegará a producir un total de 2.740 litros por segundo para abastecer de agua a la ciudad.

Fabián Cazar, gerente de Agua Potable indicó que la planta El Cebollar funciona desde 1996 y también fue repotenciada. Su capacidad de potabilizar es de 800 litros por segundo.

Fuente: El Tiempo