Ciudad china de Shenzhen prohíbe consumo de perros y gatos tras brote coronavirus

0
413

La ciudad china de Shenzhen prohibió el consumo de perros y gatos como parte de una campaña más amplia contra el comercio de vida silvestre desde la aparición del nuevo coronavirus.

La comunidad científica sospecha que el coronavirus pasó a los humanos desde los animales. Algunas de las primeras infecciones se encontraron en personas que estuvieron expuestas a un mercado de vida silvestre en la ciudad de Wuhan, donde se vendían murciélagos, serpientes y civetas, entre otras especies.

Las autoridades del centro tecnológico del sur de China dijeron que la prohibición de comer perros y gatos entraría en vigor el 1 de mayo. «Los perros y gatos como mascotas han establecido una relación mucho más estrecha con los humanos que todos los demás animales, y prohibir su consumo es una práctica común en países desarrollados y en Hong Kong y Taiwán», dijo el gobierno de la ciudad en una orden publicada el miércoles.

Hasta este lunes 6 de abril del 2020, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), hay más de 1,13 millones de casos de coronavirus en el mundo y 62 884 fallecidos. La pandemia afecta a 208 países y territorios, según la organización, cuyas cifras siguen mostrando una aceleración en el número de casos y fallecimientos diarios globales, pese a la estabilización en grandes focos de contagio como Italia o España.

China prohibió a fines de febrero el comercio y el consumo de animales salvajes. Los gobiernos provinciales y municipales de todo el país han hecho cumplir el fallo, pero Shenzhen ha sido el más explícito sobre extender la medida a perros y gatos.

Liu Jianping, funcionario del Centro para la Prevención y Control de Enfermedades de Shenzhen, dijo que las aves de corral, el ganado y los mariscos disponibles para los consumidores son suficientes. «No hay evidencia que muestre que la vida silvestre es más nutritiva que las aves y el ganado», señaló, según lo citó la prensa local.

Fuente: Diario EL COMERCIO