Mercados de Cuenca se ajustan a las restricciones

0
648

Guantes y mascarilla fueron los accesorios que Mariana Díaz utilizó para acercarse al mercado Doce de Abril, que ayer reaperturó tras un proceso de desinfección debido a un caso positivo de covid-19.

Abastecerse de alimentos para los próximos 15 días fue su propósito, por lo que acudió a tempranas horas cuando el panorama aún se notaba desolado.

Pasadas las 08:00 los ciudadanos empezaron a llegar e ingresaron a través de un orden estipulado por la Dirección de Mercado. En el sitio eran pocos los comerciantes que vendían sus productos.

“Es mejor venir y comprar lo necesario. En casa hicimos una lista de lo que se necesita para la comida y con eso vine a adquirirlos”, sostuvo Díaz.

Pocos comerciantes decidieron abrir sus negocios y los que lo hicieron cumplieron con un proceso de desinfección frecuente, según explicó Marcelo Álvarez, director municipal de mercados.

Indicó que al ingreso del mercado se colocó un túnel de desinfección para los ciudadanos que lleguen a abastecerse.

“El túnel de desinfección permite una sanitización minuciosa con amonio cuaternario que no es tóxico”, detalló.

Certificó que en el centro de abastos se podrá encontrar productos de primera necesidad y consumo masivo.

Esther Moscoso, presidenta del Mercado Doce de Abril, destacó que luego de la limpieza realizada para desinfectar, cada una de sus compañeras hizo el proceso en los puestos.

Dijo que conoció a la persona del mercado que falleció, que tenía una neumonía crónica desde hace años y al sentirse con malestar dejó de asistir al mercado “desde hace más de un mes”, por eso espera que la ciudadanía acuda al sitio sin ningún temor.

Otros mercados
El panorama en el mercado Nueve de Octubre que se encuentra junto a la Plaza Cívica fue como un domingo por la mañana.

Édgar Crespo, quien vive por el sector, detalló que “la gente no hace caso, todos los días por la mañana así permanece en los alrededores. Dentro del mercado es diferente”.

Dijo que existen personas que liban en el sitio, sin las protecciones necesarias, como la mascarilla.

Al ingreso al centro de abastos también se colocó un túnel de desinfección y se dispuso que solo dos puertas estén abiertas, la entrada y la salida.

Para evitar aglomeración los ciudadanos deben hacer fila con una distancia de al menos dos metros.

El Arenal
Ayer fue día de feria, pero por las disposiciones del Comité de Operaciones de Emergencia, COE, provincial de mantener cerrado el sitio, pocos fueron los comerciantes que atendieron y lo hicieron en la parte posterior y alrededores.

El intendente Jorge Cabrera indicó que tras un recorrido realizado en todos los centros de abasto, constató el acato de no aperturar este mercado.

Detalló que en la plataforma Narancay, Miraflores y Totoracocha algunos comerciantes se instalaron para expender sus productos y no desabastecer a los ciudadanos.

En la plataforma Narancay también se colocó un túnel de desinfección y en los exteriores se observó una gran cantidad de vehículos que abastecían los puestos con los productos básicos.

El mercado Tres de Noviembre y Veintisiete de Febrero tienen un sistema de seguridad con mayor organización. Así lo destacó Xavier Martínez, gobernador del Azuay, quien sostuvo que se recomienda que a todos los espacios de abastecimiento no asistan embarazadas, menores de edad y adultos mayores. Es recomendable que vaya solo un miembro por familia para hacer las compras.

“Considerando las normas de prevención o sanitización y las disposiciones de quedarse en casa, se combatirá la pandemia”, concluyó.

Los mercados y plataformas atienden al público de 07:00 a 12:00 de lunes a domingo.

Fuente: El Tiempo