Desde casa, descubre los encantos de ocho iglesias de Cuenca

0
659

Descubre los destinos del país. En esta Semana Santa la magia y encanto de las fachadas, altares y esculturas de la Cuenca.

Iglesia del Sagrario

Con la fundación de la ciudad de Cuenca, el 12 de abril de 1557, se definió una cuadra para la edificación de la iglesia, dispuesta por el Gobernador Gil Ramírez Dávalos. Su estructura reposa en piedras “almohadilladas” traídas de Pumapungo. El templo se conservó como Catedral hasta 1967, año que se consagró la Nueva Catedral.

En 1736, la Misión Geodésica Francesa determinó el arco del meridiano terrestre utilizando como referencia una torre de la iglesia, hoy conocida como Catedral Vieja. El 31 de mayo de 1999 se restauró este centro religioso cultural, y luego de 6 años de arduo trabajo, se definió su uso como Museo de Arte Religioso.

Iglesia de Todos Santos

Considerada la iglesia más antigua de Cuenca. Fue construida completamente en madera en 1.924. El día de su inauguración se colocó el Sagrado Corazón de Jesús, en su torre principal, imagen que permanece hasta la actualidad.

Tempo de forma rectangular, estilo neoclásico, barroco y gótico. Su nombre “Todos los Santos” hace referencia a las imágenes que los feligreses colocaron en su interior. Su retablo es de mármol, el púlpito de madera y el techo de latón con decoraciones florales.

Junto a su fachada y puerta principal se aprecia una de las cruces de la ciudad, que servía como límite de ingreso de los visitantes.

Iglesia de San Francisco

Su construcción inició en 1582, en casi una cuadra de cuatro solares. De estilo neoclásico, muros coloniales y tres naves, estuvo lista en 1789. Entre 1920 y 1930 se realizó la última reconstrucción, por los hermanos sacerdotes José Ignacio e Isaac de María Peña.

El altar mayor de la iglesia tiene gran valor por su antigüedad, que data de tiempos de la colonia, por los finos tallados revestidos en pan de oro y el púlpito que se conserva hasta la actualidad. Un espacio de celebraciones del Jubileo, la Dolorosa, el Señor de Nazareth (churoncito) y San Francisco.

Iglesia de San Alfonso

Su construcción inició el 15 de junio de 1875 con la colocación de la primera piedra, sobre las ruinas del antiguo convento de San Agustín.

El 1 de julio de 1966 fue declarada Santuario Nacional Mariano por la Conferencia Episcopal Ecuatoriana y el 10 de diciembre por Paulo VI, como Basílica Menor. En el portal principal del templo está la imagen de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro.

Cuenta la historia que en mayo de 1882, se realizó una gran minga para la construcción de la iglesia. Entre 5.000 y 6.000 personas llegaron con 24.000 ladrillos desde la fábrica de Patamarca y por cada ladrillo que una persona llevaba recibía la bendición.

Iglesia del Carmen de la Asunción

La construcción del templo data de 1730, siendo el 16 de julio de 2004 proclamada como Santuario Mariano, por Decreto Arzobispal.

La iglesia es considerada una de las mayores muestras de arte colonial en Cuenca. La fachada tiene como elemento distintivo “la portada barroca” enmarcada por dos columnas salomónicas talladas en piedra de mármol, con imágenes de San Pedro con las llaves del Cielo, a la derecha, y a Moisés con la tabla de los Mandamientos, a la izquierda. La nave central es de estilo renacentista.

En el interior se resalta la presencia del retablo de estilo colonial, el púlpito bañado en pan de oro con espejos incrustados, pintura mural religiosa y el hermoso coro.

Iglesia de las Conceptas

La Orden de la Purísima Concepción llega a Cuenca en mayo de 1599, fundándose así el primer convento de clausura de la ciudad. La construcción de la Iglesia data de 1682 y en el año de 1791 se estableció el uso del “torno” como único medio de comunicación con el exterior.

A partir de 1800, en el convento se realizaron nuevas construcciones con espacios como el refectorio y la enfermería. Actualmente funciona el Museo de las Conceptas, donde se exhiben distintas piezas de la dote (bienes) de las religiosas que ingresaban al convento.

La parte más representativa es la “gran espadaña”, una pared adornada con hornacinas o nichos y terminada en punta con el campanario.

Catedral de la Inmaculada Concepción

Su construcción inició en 1885. En su arquitectura domina el estilo románico y gótico donde resaltan los rosetones y las ventanas bíforas. El estilo renacentista se observa en sus tres majestuosas cúpulas y el barroco en su baldaquino con columnas salomónicas, bañadas en pan de oro, similar al de la gran basílica en el Vaticano.

Las torres de la catedral de la Inmaculada no están terminadas, por temor a que pudiera colapsar debido a cálculos equívocos. Eso sí, la escultura de bronce de Santa Ana junto a la niña María, es visible entre sus torres.

La Catedral, al igual que la Arquidiócesis, es consagrada a la Inmaculada Concepción, solemnidad que se celebra cada 08 de diciembre. También en la fecha se celebran las fiestas del Señor de la Buena Esperanza, el Septenario, el Jubileo de las cuarenta horas, las Eucaristías estacionales, las celebraciones de Navidad y Semana Santa.

Iglesia de Santo Domingo

Su construcción inició en 1604, constituyéndose en la segunda iglesia más grande de Cuenca después de la catedral de la Inmaculada. La Virgen del Rosario conocida como la “Morenica del Rosario” adorna su altar mayor.

La iglesia tiene estilo ecléctico con tres naves, en su interior cuenta con 12 columnas que sostienen su infraestructura y desde su fachada exterior se puede observar dos torres gemelas de 37 metros de altura.

Estos espacios son importantes para el turismo religioso en Cuenca, conoce sus detalles desde casa, seguro pronto comprobarás los datos que te proporcionamos para valorar la riqueza cultural y el patrimonio que tiene tu amado país.

Fuente: El Tiempo