En Azuay el contagio ya es comunitario, ¿qué significa y cómo protegerse?

0
411

Con 190 pacientes con COVID-19 reportados hasta las 11:00 de este martes 14 de abril, Azuay es la quinta provincia del país que se encuentra en la fase tres de la pandemia provocada por el coronavirus, es decir, que la transmisión ya es comunitaria.

Esto significa que ya no es posible identificar cómo se contagia una persona, explicó la ministra María Paula Romo. Eso ocurre cuando los nuevos casos reportados no han estado en contacto con un paciente portador del virus, es decir que pudo haberlo contraído en cualquier lugar o superficie.

La pandemia tiene diferentes momentos. En la fase uno se ubican los casos importados. En Azuay el primer caso se detectó el 14 de marzo, una mujer de 40 años que llegó de Italia 11 días antes. En la fase dos están los familiares y conocidos a quienes contagió la primera paciente.

Esta primera paciente contagió a 11 personas más, explicó el coordinador zonal de Salud, Julio Molina. Un mes después de detectado el primer caso, el coronavirus ya está presente en ocho de los 15 cantones del Azuay.

 

 

Tendencia

En la última semana el número de casos en Azuay se incrementó de forma considerable dado que se conocieron los resultados de las pruebas pendientes, explicó el gobernador Xavier Martínez.

El funcionario aseguró que en esta provincia existe un alza progresiva de casos positivos de COVID-19, pero controlada. Añadió que, sin embargo, “en cualquier momento podrían dispararse los datos de casos positivos” si la ciudadanía no respeta las medidas.

Según la fecha del inicio de síntomas en los enfermos de COVID-19, la tendencia acumulada en Azuay es la siguiente:

Cuidados

La fase tres es también la etapa de la mitigación y la que obliga a reforzar las medidas de cuidado. “De aquí en adelante es fundamental apelar a la responsabilidad de los ciudadanos. Salir solo cuando es necesario. Este momento la única forma de prevenir un contagio masivo es el aislamiento”, expresó el gobernador del Azuay, Xavier Martínez, en una rueda de prensa.

Los puntos conflictivos identificados por las autoridades son los espacios de comercialización de productos. Primero fue el mercado El Arenal, que fue cerrado para una limpieza profunda. Pero el problema se trasladó a la plataforma itinerante de Narancay, a donde llegan los comerciantes mayoristas, pero con escasas medidas de bioseguridad.

La fase de contagio comunitario también obliga a prepararse mejor para la atención en el sistema de salud, debido a la probabilidad de un incremento significativo de casos. Las unidades médicas deben estar preparadas para esa situación.

Según el último informe entregado por la Coordinación Zonal de Salud Pública, en Azuay hay 31 pacientes hospitalizados: 9 en el Hospital Vicente Corral Moscoso, 21 en el José Carrasco Arteaga y 1 en el Moreno Vázquez, de Gualaceo.

El coordinador de Salud explicó que se han tomado acciones para ampliar la capacidad de atención en los hospitales. Por ejemplo, el Hospital Regional está derivando a los pacientes ingresados por otras patologías y que no tienen sintomatología COVID a diferentes casas de salud.

Actualmente, este hospital tiene disponibles 30 camas en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), 70 para COVID-19 y con capacidad de ampliar a 287 camas en todo el hospital. En el José Carrasco Arteaga hay 14 camas en la UCI, 20 disponibles para COVID-19 y una capacidad total de 150 camas.

Tome en cuenta

Las principales recomendaciones para evitar el contagio en esta etapa, según las disposiciones del Comité de Operaciones de Emergencia del Ecuador son:

-Salir de casa únicamente cuando sea indispensable (para abastecerse de alimentos, medicinas, trabajo)

-Al salir a la calle use una mascarilla o algo que le cubra la nariz y la boca.

Lavarse con frecuencia las manos, con agua y abundante jabón. Sobre todo, después de tocar alguna superficie. Si no puede lavarse las manos de inmediato, use un gel antibacterial.

Mantener una distancia de al menos un metro con las demás personas en los lugares concurridos, como supermercados, bancos.

-Si labora en un espacio al que concurren muchas personas, es indispensable desinfectar con frecuencia las superficies para minimizar el riesgo de contagio.

-Cuando acuda a abastecerse de alimentos, ya sea en una tiendamercado o supermercado, acuda con guantes y mascarilla. De preferencia debe ir una sola persona y que no sea de una población vulnerable.

Fuente: El Mercurio