Inmigrantes recurren a pedir ayuda en las calles

0
387

En las esquinas de los semáforos de Cuenca o en sitios donde el paso vehicular es alto pese a las restricciones de movilidad, familias extranjeras piden ayuda económica o venden productos como limones y mascarillas.

Otros han optado por limpiar los parabrisas. Son familias integradas por dos adultos y con hasta tres niños, incluido bebés en brazos.
Mireldy Tanguary es madre de cuatro niños. Ella y su esposo arriendan un cuarto en el que pueden pernoctar, pero ya no cuentan con recursos para alimentarse “por eso salimos a las calles a buscar ayuda”.

En la misma situación están otras familias que desafían el miedo a contagio por el de la necesidad de comer y pagar por vivienda.
“La situación antes ya era complicada, teníamos un negocio para vender nuestras arepas, pero ahora no contamos con nada”, dijo Javieury Pérez, padre de familia.

Fuente: El Tiempo