“La nacional y baladas” le motivan a Villanueva

0
1102

La música motiva y esa premisa la tiene clara Claudio Villanueva a la hora de entrenar. El cuencano, quien por ranking está clasificado a los Juegos Olímpicos de Tokio del próximo año, sigue las indicaciones de su entrenador Luis Chocho.

Incluso antes de que el confinamiento sea parte de su rutina, el entrenador recomendó al marchista que se consiga una caminadora y una bicicleta. Villanueva lo hizo a inicios de marzo y una semana después se dio la emergencia sanitaria.

“Invertí 1.500 dólares ya que no solo fue la banda y la bicicleta estática sino además algunas pesas. Con eso monté un pequeño gimnasio en mi casa y allí entreno tres horas diarias”, apuntó el andarín.

Y allí es cuando recién empieza su rutina. Para “motivarse”, mientras está en la banda, Claudio coloca música nacional como fondo. “Me gusta muchísimo ya que este género lo oía cuando era niño. Rock Star, Widinson, Máximo Escaleras, Gerardo Morán, Ana Lucía Proaño, entre otros, se ponen a mi lado para entrenar”, dijo Villanueva entre risas.

La canción que “me llega hasta el alma” es ‘Collar de lágrimas’ de Rock Star. “Ese debería ser el himno del país”, apuntó el marchista.
El deportista, quien ocupa el puesto 30 en el ranking de la World Athletics, dijo que su gusto aumentó cuando trabajó como chofer informal: “Allí tenía una mp3 con muchísimas canciones y de diferentes géneros”.

Otra de las canciones “que también sirve para estar con todo el ñeque es ‘Un beso y una flor’ de Nino Bravo. Ay… esa me recuerda a mis días en España”, suspiró.

Para emplearse en la bicicleta -herramienta que la usa por una hora- Villanueva prefiere escuchar a Mario Sabato y sus relatos de Richard Carapaz en el Giro de Italia. “Esa intensidad me lleva a imaginarme que yo estoy en el trayecto y me permite tener un alto nivel. Carapaz es una motivación para cualquiera”, agregó el ‘Calavera’.

Claudio espera que esto termine para volver a su práctica diaria en la pista o en el asfalto, y mientras llegue ese día, pasa el tiempo con sus hijos Santiago y Joaquín. “Mi esposa dice que soy un niño más, pero aprovecho todo el tiempo con ellos”, afirmó.

Fuente: El Tiempo