CIDH trata sobre casos de abuso clerical en Cuenca

0
558

En un hecho considerado como “histórico” por los colectivos de defensa de los derechos de las víctimas de abusos clericales, las denuncias en contra de los ex sacerdotes César Cordero y José Luis S. fueron tratados por el pleno de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

La CIDH recibió en una audiencia ampliada a denunciantes de abusos clericales de México, Argentina, Colombia, Perú y Ecuador.

La abogada Karina Montesdeoca estuvo a cargo de la exposición de los casos ecuatorianos considerados emblemáticos por formar parte del informe del proyecto global ‘Fin al Abuso del Clero’ (ECA por sus siglas en inglés) que actúa en 17 países de la región.

Los presuntos abusos sexuales de los entonces sacerdotes César Cordero, José Luis S., y Fernando Intriago, los dos primeros regentados por la Arquidiócesis de Cuenca, fueron parte de su exposición.

Esmeralda Arosemena, comisionada de la CIDH y relatora especial de los Derechos de los Niños y Adolescentes, anunció que el organismo internacional recibirá los casos de abusos clericales presentados en la audiencia y se comprometió a «empujar» la protección de los derechos de las víctimas.

A su criterio se sumó Margaret May Macaulay, relatora de los Derechos de las Mujeres, quien sostuvo con base en las denuncias que se debe investigar la “colusión” o pactos que existen entre la Iglesia Católica y los estados latinoamericanos, entre ellos Ecuador, y cómo influyen en la justicia en los casos de abuso clerical.

Audiencia ampliada de la CIDH sobre abusos clericales, desarrollada de forma telemática. Cortesía

Por su parte, la comisionada Flavia Piovesan, quien presidió la audiencia, mostró su preocupación por cómo la prescripción de los delitos de abuso sexual han provocado que las víctimas no encuentren justicia, algo que sucede, según Karina Montesdeoca, con el caso de César Cordero.

Sara Oviedo, parte del directorio mundial de ECA, comentó que estos casos son solo “la punta del iceberg” del abuso clerical en América Latina y pidió a las autoridades ecuatorianas “no virar el rostro, no dar la espalda” a las denuncias presentadas en el país.

Montesdeoca acotó que aún se encuentran a la espera de un pronunciamiento de la Fiscalía del Ecuador sobre el llamamiento a juicio del exsacerdote César Cordero, ya que el término para las investigaciones feneció y de momento no han tenido respuesta de los resultados.

Una vez que se agoten las instancias legales a nivel nacional para buscar justicia para las víctimas de abusos clericales en el Ecuador, los activistas pedirán que sus casos sean tratados por la Corte Interamericana de Derechos Humanos para que se obligue al Ecuador a tomar correctivos en cómo se procesan este tipo de casos en el país.

Fuente: El Mercurio