El COE Nacional llama la atención a los municipios por el control de la pandemia

0
605

Como positiva fue calificada la evaluación que el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) Nacional realizó del feriado de Navidad, pues el número de aglomeraciones, principal foco de contagio del coronavirus según las autoridades creció a un nivel menor al que se venían incrementando, pero se recalcó que la mejora se debió al control del toque de queda, realizado por la Policía Nacional, pues las falencias persisten a nivel de los municipios, por lo que se pidió un mayor compromiso de los alcaldes.

“Queremos hacer un llamado respetuoso a los GADS (Gobiernos Autónomos Descentralizados), a los municipios del país, a sumarse a los esfuerzos que está realizando el COE Nacional. Es su competencia el control del espacio público y generar estrategias con la finalidad de que estas aglomeraciones sigan desacelerándose, ese es el objetivo fundamental, porque este conflicto lo hemos visto en horarios diurnos, el toque de queda ha cumplido con su finalidad y por eso hemos tenido extraordinarios resultados en evitar las cenas navideñas ampliadas”, afirmó Juan Zapata, director del Sistema Integrado ECU-911 y del COE Nacional.

Por su parte Rommel Salazar, director del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias, puntualizó que las prohibiciones establecidas en el estado de excepción regirán hasta el 3 de enero y recalcó la importancia del control de los municipios en la tradicional quema del monigote de fin de año, acto que no se podrá realizar en los espacios públicos.

De acuerdo con las cifras del ECU 911, las ciudades que más aglomeraciones han presentado desde el inicio del estado de excepción, el 21 de diciembre, son Quito (907 inconductas), Guayaquil (397), Babahoyo (305) y Cuenca (258).

El 66% de las aglomeraciones se dieron el 24 de diciembre, el viernes 25 de diciembre existió un 41% y el sábado se bajó al 3% y el domingo hubo una disminución del -54%. En total existió una desaceleración de crecimiento, que antes del estado de excepción llegó hasta el 362%, en el último feriado existió un aumento del 13%, es decir que este tipo de inconductas ciudadanas se siguieron presentando, pero en menor cantidad.

El pedido de las autoridades nacionales a los alcaldes se debe a que la ocupación de las camas de Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) en algunas ciudades es preocupante, según informó Juan Carlos Zevallos, ministro de Salud.

Zevallos afirmó que a nivel nacional el promedio de ocupación de camas UCI es del 78%, pero las cifras en tres de las ciudades más pobladas les preocupan pues, aunque se han mantenido estables, son altas. Es así que en Quito el porcentaje llega al 92%, mientras que Guayaquil y Cuenca mantienen un promedio del 62%.

“Hay una capacidad sanitaria disponible, pero el riesgo es demasiado alto si no se mantienen estas medidas para contener las aglomeraciones, es ahí donde está el problema, es ahí donde hemos vuelto a hacer las cosas bien, la capacidad sanitaria está disponible, podemos acomodar eso, pero necesitamos controlar las aglomeraciones”, dijo el ministro, quien llamó la atención de manera directa al municipio de Guayaquil, que ha provocado aglomeraciones con la inauguración de la aerovía.

Fuente: El Mercurio