Muertes en exceso siguen al alza

0
740

Las restricciones a la movilidad y a la libre reunión de los ecuatorianos está causando efecto positivo, esa fue la evaluación que ayer hizo el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) Nacional, pues las unidades hospitalarias, aunque de forma lenta, comienzan a descongestionarse, pero existe una cifra que no cede, por el contrario, sigue creciendo, la del exceso de fallecidos.

Según los cálculos presentados por el matemático Juan José Illingworth, que se basan en los datos del Registro Civil, comparando la información desde el 1 al 19 de abril del 2019, cuando no existía la pandemia del COVID-19, con las mismas fechas del 2021, el número de fallecidos a nivel nacional se ha incrementado en un 91 %.

Las provincias que más preocupación causan son Zamora Chinchipe (185 %), El Oro (138 %), Loja (128 %), Los Ríos (112 %) y Bolívar con (107 %). Para el experto, estas cifras también deben preocupar a Azuay y Cañar pues, aunque enfrentan menos del 50 % de aumento en la mortalidad, prácticamente están rodeadas por estas poblaciones y sus habitantes tienen una alta movilidad con estos lugares.

Esteban Arce, director nacional de Vigilancia Epidemiológica y representante del Ministerio de Salud al COE Nacional, confirmó que la causante del aumento en los fallecidos es la presencia de las nuevas variantes de COVID-19 en el país, la proveniente de Reino Unido y de Brasil.

“Circulan nuevas variantes, en varios cantones tenemos transmisión comunitaria de la variante brasileña y la de Reino Unido, las cuales circulan de manera libre y que tienen un comportamiento más agresivo, con una tendencia diferente y tal vez lo que estamos viendo es que impactan de manera más rápida y provocan más complicaciones”, dijo Arce.

Juan Zapata, presidente del COE Nacional, confirmó que el exceso de fallecidos en el país se ha incrementado desde inicios de año y no se ha reducido, pese a los esfuerzos del Gobierno; para la autoridad, lo más preocupante es el aumento de personas jóvenes entre los decesos.

“Estas variantes atacan a jóvenes, hemos incrementado en un 85 % el contagio de niños de 0 a 4 años, de 10 a 14 años ha subido en un 105 %, ahora vemos personas entubadas de 25 a 30 años, muchos de ellos fallecen, por eso es necesario que nos cuidemos mucho más”, dijo Zapata.

Según Zapata, hay provincias donde el número de fallecidos preocupa en mayor medida, como Pichincha, donde señaló que “la situación es sumamente crítica”. “El exceso de mortalidad hace tres semanas estaba en el 66 %, hace 15 días creció al 8 4%, la semana anterior al 94 % y en el balance de esta semana estamos en el 105 %, son lugares en los que se espera endurecer las medidas”, advirtió. Quito.-

Fuente: El Mercurio