La crecida más grande del río Tarqui en tres décadas deja a decenas de familias damnificadas

0
1446

El caudal normal del río Tarqui, que nace en el sur de Cuenca y que este fin de semana se desbordó, tiene normalmente entre cuatro y cinco metros cúbicos por segundo (m³/s). El sábado alcanzó 328.40 m³/s. El más alto en los 20 años de mediciones que rgistra ETAPA.

Este afluente, que tiene unos 450 kilómetros (km) de longitud, se une con el río Yanuncay, que también pasó de un promedio de seis o siete m³/s a cerca de 200, y se salió de su cauce.

De acuerdo con Nelson Andrade, ingeniero civil e investigador en hidrología, estas crecientes fueron producto de la intensa lluvia caída el sábado en áreas que están en Quimsacocha y Soldados.

Esto provocó un incremento inusitado de la cantidad de agua que circula habitualmente por los ríos Irquis y Portete, que van al Tarqui; y por el Bermejos, que alimenta al Yanuncay.

“También se ha recibido reportes de crecientes en los ríos San Agustín, Portete y Zhucay, que van al Tarqui; y otros como Soldados, Ishcayrumi, Galgán y Yunguilla, que van al Yanuncay…”, detalló.

A decir de Andrade, hay reportes históricos que dan cuenta que un hecho de esta magnitud ocurrió hace unos 30 años, por lo que ahora debe determinarse si se trata o no de un periodo de retorno.

Para este técnico la destrucción de la vegetación por actividades agrícolas y agropecuarias, además de algunas intervenciones antitécnicas en ríos y quebradas, agravan este tipo de fenómenos climáticos.

Vladimir Arreaga, técnico del Instituto Nacional de Meteorología en Hidrología (Inamhi), explicó que el último viernes emitieron un boletín de alerta meteorológica para advertir fuertes lluvias en la región amazónica.

“La Amazonía durante las últimas horas ha soportado lluvias bastante fuertes y por la circulación del viento parte de la Sierra se iba a ver afectada. En este caso la afectación ha resultado para varias localidades una de ellas es Azuay…”, dijo.

Agregó: “llegamos a mayo y las lluvias deberían disminuir; sin embargo, vemos que las condiciones de inestabilidad aún han persistido sobre todo en la provincia de Azuay…”.

Precisamente en esta jurisdicción en lo que va de mayo ha llovido todo lo que debía llover en el mes. Solo este sábado, según las mediciones del Inamhi, cayó entre 15 y 20 litros de agua por cada metro cuadrado (l/m²).

Este organismo asimismo pronostica que las lluvias se mantendrán hasta este jueves o viernes, y a partir de esa fecha las condiciones mejorarán en el callejón interandino, donde está Cuenca, para pasar a la temporada seca.

En el Carmen de Guzho, una familia saca sus cosas de la vivienda inundada. Xavier Caivinagua/El Mercurio

Para Felipe Cisneros, director del Programa para el Manejo del Agua y el Suelo (PROMAS), “no es totalmente anormal lo que pasó… Estos eventos nosotros les consideramos como eventos de una probabilidad de tal retorno…”.

“Cuando hablamos de periodo de retorno son eventos que se pueden presentar en un lapso… ese es el comportamiento de la hidrología y nosotros no podemos predecir, pero sí podemos prepararnos…”, sostuvo.

Para Cisneros las crecientes fueron resultado de las lluvias caídas entre Tarqui y Yanuncay, y pudieron agravarse por la intervención irracional en los ecosistemas, que destruye la vegetación, que ayuda a disminuir la velocidad del agua.

Acotó: “hemos visto con una preocupación muy alta, que desde hace unos 10 años hay un incremento de la frontera agrícola importante en las zonas de páramo y ese avance ha sido de transformación de páramo a pastos…”.

COE

Pedro Palacios, alcalde de Cuenca, convocó al Comité de Operaciones de Emergencia (COE) cantonal para hacer una evaluación de los daños que dejaron las inundaciones. Hoy dará una rueda de prensa a las 10:00.

Anunció que Acción Social, de la municipalidad, ha abierto centros de acopio en San Roque y en el parque De La Libertad. Igualmente están habilitados dos albergues para recibir a 30 personas. Uno será para quienes tengan Covid-19.

Más de 50 personas han sido evacuadas especialmente de las zonas de Zhucay, La Calera Baja y Tarqui, donde el agua ingresó a varias viviendas y además se llevó gallinas, cerdos, cuyes y vacas.

Palacios indicó que empresas privadas han comprometido su apoyo para recolectar alimentos con el fin de entregar a las familias que han resultado afectadas por este fenómeno natural.

Detalles

De acuerdo con datos de la Empresa de Telecomunicaciones, Agua Potable y Alcantarillado (ETAPA EP), en julio de 2010 el río Tarqui alcanzó 200.44 metros cúbicos por segundo (m³/s).

Los moradores de la vía a Tutupali, Zhucay y Calera Baja se quedaron sin servicio de energía eléctrica debido a que el agua afectó algunos postes y dañó conexiones.

Fuente: El Mercurio