Decenas de ciudadanos quemaron monigotes en zona de playa en Salinas, pese a restricciones; también se reportaron aglomeraciones

0
430

“Que se muera el virus”, “Viva el nuevo año” repetía José, un ciudadano que llegó hasta el balneario de Salinas, para despedir el año 2021.

La noche del 31 de diciembre pasado, el cantón peninsular recibió una multitud de personas que en medio de la euforia del cambio de año incumplieron varias de las medidas dispuestas por los Comités de Operaciones de Emergencia (COE) Cantonal y Nacional.

En días pasados, el Municipio de Salinas hizo una campaña para informar que el ingreso a la playa era hasta las 18:00, y además estaba prohibida la quema de monigotes en la arena, sin embargo decenas de ciudadanos arribaron con sus años viejos para incinerarlos.

Luego del conteo regresivo, justo a la medianoche armaron las hogueras y hasta lanzaron camaretas, tal como ocurría en años anteriores a la pandemia. El espectáculo de juegos pirotécnicos deslumbró a los grupos familiares y de amigos que optaron por recibir el nuevo año con la práctica de varias cábalas como usar vestimentas de color blanco, comer uvas, elevar los globos del deseo, entre otros rituales.

En redes sociales se cuestionó sobre el incumplimiento a las medidas de bioseguridad. Gran parte de los asistentes no usaron mascarilla, hubo aglomeraciones e incluso consumo de bebidas alcohólicas en el espacio público, pese a que tampoco estaba permitido.

Por su parte, los comerciantes aprovecharon para obtener ingresos. Una familia peninsular, por ejemplo, se dedicó al alquiler de la sillas a $ 2 cada una con opción de uso hasta las 05:00.

Fuente: El Universo