Crudo ecuatoriano podría llegar a los $ 90 por efectos del alza mundial

0
307
El precio del crudo ecuatoriano se colocó en niveles de $ 80,95 el barril el 31 de enero de 2022. Esto, en medio de un repunte del precio internacional del crudo aupado por problemas de conflictos geopolíticos, el invierno y los vaivenes del comportamiento del coronavirus a nivel planetario.
El último precio ecuatoriano anteriormente citado no incluye la última venta realizada por Ecuador (que logró un diferencial de -$ 2,95), por lo que se espera que el precio del crudo ecuatoriano se eleve más aún, casi alcanzando la barrera de los $ 90 el barril.
De acuerdo con José Xavier Orellana, experto petrolero, los factores que han apoyado al incremento del crudo a nivel internacional en estos días han sido, por un lado, la incertidumbre por el conflicto de Ucrania contra Rusia. También se divisa una mayor recuperación de la demanda, tomando en cuenta que la cepa ómicron del coronavirus no parece ser tan fuerte como se esperaba.
En todo caso, el precio del petróleo intermedio de Texas (WTI), que es el marcador del precio del Ecuador, abrió este lunes con un descenso del 0,56 % y se situaba en $ 91,79. Sigue siendo el precio más alto de los últimos siete años después de siete semanas en ascenso, presionado por la creciente demanda derivada de la recuperación y la oferta limitada. Este día el mercado ha apostado por la prudencia tras el levantamiento de algunas sanciones impuestas contra Irán por Washington y la reanudación de las negociaciones nucleares.
Pero también hay pistas que muestran que este precio internacional podría llegar a los $ 100. De acuerdo con Orellana, la demanda aumentará, se espera que los viajes internacionales vayan creciendo, ya que ahora están aún rezagados; también se ve una baja de la oferta, pues no ha resultado tan fácil incrementar la producción. El invierno muy frío es otro de los factores que presionan la demanda, pero la oferta que podría cubrirse con petróleo de esquisto tampoco resulta tan viable de manera inmediata, pues la inversión en este campo se ha reducido frente a políticas más ambientalistas de la administración Biden.
El incremento del precio para Ecuador es positivo, por un lado, pues se espera que esos recursos vayan al presupuesto y también a la empresa estatal petrolera para sus inversiones. Otro tema a favor del país es que la tendencia al alza del crudo también establece una tendencia a la baja del riesgo país. Efectivamente, se ha visto una tendencia oscilante, pero a la baja. Así, mientras el 18 de enero de 2022 se había colocado en 868 puntos, al 4 de febrero estaba en 768 puntos. Ese índice aún es alto, pues hay otros factores que lo presionan al alza como las restricciones a la explotación de crudo y las demandas contra la Ley de Desarrollo Económico, que podrían llegar a afectar los recursos para el fisco.
Un tercer factor que incide en el tema económico del país es el peso de los subsidios. Mientras más alto es el precio del crudo y los combustibles, mayor se vuelve el subsidio que paga el Estado, sobre todo luego que se decidieran congelar los precios frente a presiones sociales.
Sobre este tema, Oswaldo Erazo, presidente de la Cámara de Distribuidores de Derivados de Petróleo (Camddepe), dice que debido a las circunstancias actuales: problemas de desequilibrio entre oferta y demanda, problemas geopolíticos, el clima, los precios altos se mantendrán, al menos en el presente semestre. Esto le dará mayor liquidez al fisco. Reflexiona que aunque también suben los precios de los derivados, siempre hay una diferencia a favor del Estado.
Entre tanto, de acuerdo con Erazo, la libre importación de combustibles a través de empresas privadas va avanzando de manera paulatina. Explica que un paso a su favor es haber bajado el 4,5 % del impuesto a la salida de divisas (ISD). Un segundo tema que abona es la firma de un convenio entre Petroecuador y un consorcio de empresas que están dispuestas a hacer importación de derivados y que en conjunto representan el 37 % del mercado de combustibles. Expresa que la importación en las circunstancias actuales puede ser sobre gasolina súper, que es la única que está liberada en su precio. Este combustible seguiría subiendo de precio en los siguientes meses también, debido a la dinámica del precio a nivel internacional.
Fuente: El Universo