Rusia asegura en la ONU que no atacó planta nuclear y culpa a ucranianos

0
257

El embajador ruso ante la ONU, Vassily Nebenzia, tildó de “mentira” que Rusia haya atacado la central nuclear de Zaporiyia en Ucrania, en una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad para analizar la situación.

La acusación “forma parte de una campaña de mentiras” contra Rusia, dijo el embajador que acusó a las autoridades ucranianas de crear una “histeria artificial”.

El ataque a Zapariyia, la mayor central nuclear de Ucrania y de Europa, que provocó un incendio sin consecuencias en los niveles de radiactividad, paralizó al mundo ante el temor de una nueva catástrofe atómica.

“Todas las instalaciones de la central están bajo control de las fuerzas rusas, la seguridad está garantizada y funciona normalmente”, dijo el diplomático, que aseguró Rusia controla las instalaciones desde el pasado 28 de febrero.

“A raíz de las negociaciones con las autoridades de la central hemos llegado a un acuerdo para que pase bajo control de las fuerzas rusas” aseguró para “impedir su utilización por nacionalistas ucranianos y otros grupos terroristas” que la utilicen para “crear provocaciones o accidentes nucleares y permitir el abastecimiento de energía de la población ucraniana y de la población europea”.

La situación es similar a la zona de la central de Chernóbil, dijo, echando la culpa a las fuerzas ucranianas que dispararon contra los militares rusos y provocaron el incendio en un centro de formación adyacente a la central.

Los ataques a una central nuclear, como el lanzado por las fuerzas rusas contra la planta ucraniana de Zaporiyia, son contrarios a las normas internacionales y una gran irresponsabilidad, según denunció este viernes la jefa de Asuntos Políticos de la ONU, Rosemary DiCarlo.

“Las operaciones militares alrededor de instalaciones nucleares y otras infraestructuras civiles no son sólo inaceptables, sino altamente irresponsables”, dijo DiCarlo al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, reunido de urgencia para discutir el ataque ruso a Zaporiyia, en el sureste de Ucrania.

La responsable de la ONU subrayó que los ataques contra centrales nucleares violan la ley humanitaria internacional y urgió a las partes a trabajar con el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) para garantizar la seguridad de la planta y permitir que personal de esa agencia pueda viajar a Ucrania para trabajar con los reguladores.

La delegación china ante la ONU agradeció a Rusia sus aclaraciones, después de que las potencias occidentales acusaron a las fuerzas de Moscú de haber podido causar una catástrofe nuclear.

Fuente: El Universo