Policía confirma destitución de Germán Cáceres y cuatro oficiales más por femicidio de María Belén Bernal

0
299

La Policía Nacional confirmó la destitución de Germán Cáceres, principal sospechoso del femicidio de la abogada quiteña María Belén Bernal, y de cuatro oficiales más por este caso que conmocionó al país por las circunstancias en que se dio el hecho.

El pasado 11 de septiembre Bernal ingresó a la Escuela Superior de Policía Alberto Enríquez Gallo, en Quito, a buscar a Cáceres, su esposo, quien ahora se encuentra prófugo de la justicia.

Desde ese día no se supo más de ella hasta el 21 del mismo mes, cuando su cuerpo sin vida fue encontrado en el cerro Casitagua, a menos de 5 kilómetros de la escuela.

Dos días después de la desaparición de la abogada, el 13 de septiembre, Cáceres acudió a rendir su versión en la Fiscalía General del Estado (FGE). Estuvo detenido durante ocho horas y a las 22:00 salió, ya que el fiscal no encontró pruebas suficientes para mantenerlo retenido.

La institución policial informó que dentro de las actuaciones internas con los sumarios administrativos que se instauraron por el caso María Belén Bernal se ha resuelto hasta el momento la sanción de destitución de los cinco servidores policiales.

Los tiempos para la ejecución de los sumarios administrativos sancionatorios y sus respectivas desvinculaciones de la institución están establecidos en el Código Orgánico de Entidades de Seguridad Ciudadana y Orden Público (Coescop), vigente desde el 2017, y su reglamento.

La Policía Nacional informó que continuará con estos procedimientos administrativos con transparencia y respeto al debido proceso establecido en el marco legal.

Los restos de María Belén Bernal fueron sepultados el 23 de septiembre en el camposanto Monteolivo, en medio de una caravana fúnebre.

La madre de la abogada, Elizabeth Otavalo, se ha mantenido firme en la lucha para que se haga justicia por la muerte de su hija.

Por este caso la cadete Joselyn S. es la única persona detenida. El 28 de octubre pasado un tribunal de la Corte Provincial de Justicia de Pichincha rechazó la apelación a la medida de prisión preventiva que planteó su defensa.

Ese día, antes de conocerse dicho veredicto, la procesada acudió a la Fiscalía General del Estado para ampliar su versión.

En la diligencia la joven cambió su versión inicial y dijo que “no escuchó ni vio nada” sobre lo sucedido la madrugada del 11 de septiembre en las instalaciones de la Escuela Superior de Policía, donde habría sido asesinada María Belén Bernal.

Su abogado defensor sostuvo que en la primera versión fue presionada por dos oficiales de la Policía con el fin de que ella dijera que escuchó y vio algo el día de los hechos.

Fuente: El Universo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here