La guerra en Ucrania y la crisis climática toman el protagonismo en la Asamblea General de la ONU

0
279

En la 78 Asamblea General de la ONU varios líderes mundiales se refirieron al conflicto en Ucrania. El presidente estadounidense Joe Biden dijo que si se permite la agresión a Ucrania, ninguna nación tendrá su independencia asegurada, mientras el líder ucraniano Volodímir Zelenski acusó a Rusia de usar los alimentos y la energía como «arma de guerra» y varios mandatarios llamaron a privilegiar el diálogo frente al derramamiento de sangre. Entretanto, un llamado a actuar y recaudar fondos contra la crisis climática también estuvo presente en múltiples discursos.

En el primer día del debate general de la 78 Asamblea General de la ONU, múltiples líderes mundiales se refirieron a la guerra en Ucrania como uno de los puntos urgentes a tratar, cuando el conflicto cumple 18 meses y no muestra signos de apaciguamiento.

Desde diferentes perspectivas, Joe Biden, Luiz Inácio Lula da Silva, Gustavo Petro, Miguel Díaz-Canel y otros mandatarios compartieron su visión sobre el conflicto ruso-ucraniano, expresaron sus preocupaciones y lanzaron propuestas para acabar con la guerra.

El pleno tuvo también la mirada puesta en la crisis climática, respecto a la que varios mandatarios del «sur global» pidieron a los países ricos pagar su «deuda climática» por haber hecho históricamente mayores contribuciones de gases de efecto invernadero a la atmósfera, causa principal del calentamiento global.

Otros temas expuestos fueron los recientes golpes democráticos en África, la crisis humanitaria en Haití y el renovado conflicto en Nagorno Karabaj.

Biden: ‘Si permitimos la agresión a Ucrania, ninguna nación tiene su independencia asegurada’

El mundo tiene que apoyar a Ucrania. Ese fue el mensaje central del presidente Joe Biden en su discurso del martes 19 de septiembre en el marco de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

El presidente estadounidense hizo un enérgico llamado para que el respaldo a Kiev frente a la invasión rusa no rebaje. “Estados Unidos, junto con nuestros aliados y socios de todo el mundo, seguirá apoyando al valiente pueblo de Ucrania en la defensa de su soberanía, su integridad territorial y su libertad”, dijo Biden.

El mandatario demócrata enfatizó en que el presidente ruso Vladimir Putin apuesta a que el mundo se cansará de apoyar a Ucrania, pero que recae en los países de las Naciones Unidas mantenerse firmes contra la agresión, bautizada por el Kremlin como una «operación militar especial» desde marzo de 2022.

Según el presidente estadounidense, apoyar a Ucrania significa apoyar la soberanía de todos los países:

Si permitimos que Ucrania sea dividida, ¿está asegurada la independencia de cualquier nación? Sugiero respetuosamente que la respuesta es no. Tenemos que hacer frente a esta agresión descarada hoy y disuadir a otros posibles agresores mañana

«Por segundo año consecutivo, esta reunión –dedicada a la resolución pacífica de conflictos– se ve oscurecida por la sombra de la guerra”, lamentó el presidente Biden, que calificó el conflicto de “guerra ilegal de conquista emprendida sin provocación alguna contra su vecina Ucrania».

El mandatario estadounidense añadió que “Rusia es la única responsable de esta guerra» y que es «la única que se interpone en el camino de la paz”.

Por otro lado, Biden defendió una mejor inclusión de los países del sur en la gobernanza mundial, afirmando que Estados Unidos lleva a cabo «serias consultas» con varios Estados miembro sobre la ampliación del Consejo de Seguridad de la ONU y añadió que «necesitamos más voces, más perspectivas en la mesa».

El líder demócrata también hizo varias referencias a China, el gran rival de Estados Unidos, pero con un tono más diplomático. El mandatario indicó no querer un conflicto con China, sino competir: «Quiero ser claro y coherente: queremos gestionar de forma responsable la competencia entre nuestros países para que no se convierta en conflicto”.

Biden también abordó temas más específicos como la lucha contra la crisis climática e insistió en la inversión en energías limpias y la financiación para hacerla efectiva en los países en desarrollo.

Sobre la situación de seguridad en Haití, el mandatario pidió a las Naciones Unidas que aprobaran una «misión de apoyo» en el país caribeño, que sufre la violencia de las pandillas, porque «el pueblo haitiano no puede esperar mucho más».

Sobre la crisis del fentanilo, el opioide que mató a unos 76.000 ciudadanos estadounidenses en 2022, Biden destacó la necesidad de formar “una coalición mundial contra el fentanilo y las drogas sintéticas”.

Zelenski: «Rusia usa los alimentos y la energía como arma»

En su intervención, el presidente de Ucrania Volodímir Zelenski resaltó los retos que enfrenta no solo su país, sino el mundo por las consecuencias de la guerra rusa en su nación.

“La comida y los puertos ucranianos han sido bloqueados por Rusia que apunta con misiles y drones, un claro intento de Rusia de usar como arma los alimentos a cambio del reconocimiento de parte, si no de todo, el territorio ucraniano que ha capturado”, declaró Zelenski.

El líder del país invadido desde hace más de 18 meses también acusó al Kremlin de utilizar el alza de precios de alimentos, del gas y la energía eléctrica como parte de su estrategia de guerra.

Asimismo, Zelenski pidió frenar las capacidades nucleares del territorio ruso, que “cada década crea una nueva guerra”, dijo al referirse a la guerra frente a Georgia y remarcar que las armas nucleares no habrían sido utilizadas en Siria sin la ayuda de Rusia.

“El terrorismo no tiene derecho a sostener armas nucleares (…) La destrucción está ganando su momento, el agresor está usando muchas armas no solo contra nuestro país, sino contra todos ustedes”, remarcó Zelenski.

Ante este panorama, el líder ucraniano destacó que Kiev combate y lucha para asegurarse de que después de la agresión rusa, “ningún país se atreva a atacar a otro”.

Zelenski insistió ante la ONU que Rusia tiene que devolver los territorios ocupados y pidió a la comunidad internacional mantenerse unida “para derrotar a Rusia y para que el mundo pueda enfocarse en los desafíos globales”.

Lula: «Actuar contra el cambio climático también implica ayudar a los más pobres»

El presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva pidió una actuación más firme de los países ricos, “los que más contaminan” y que “no cumplen” sus compromisos, por lo que llamó para que los países del norte ayuden más a los del sur.

Lula dijo que «la promesa de 100.000 millones de dólares» en ayudas a los países más pobres para mitigar la crisis climática «sigue siendo solo una promesa».

Este alegato a favor de la defensa del planeta se articuló con un discurso de denuncia de las desigualdades globales. “Es preciso ante todo vencer la resignación que nos hace aceptar tanta injusticia como un fenómeno natural”, declaró el presidente de Brasil. Según él, “falta voluntad política en aquellos que gobiernan el mundo” para solucionar esos problemas, ya que “el neoliberalismo socava la democracia”, mientras que los gobiernos del mundo “deben reconocer la disonancia entre el camino de los mercados y el de los pueblos”.

Lula planteó el hambre como un tema central de las Naciones Unidas, señalando que “735 millones de seres humanos van a dormir esta noche sin saber si van a comer mañana”.

Además, el líder brasileño afirmó que la guerra en Ucrania es una prueba de la «incapacidad» de la ONU y de sus miembros a resolver de manera pacífica los conflictos. Imputó la culpa a la “parálisis” del Consejo de Seguridad y a los países más ricos que, según Lula, “invierten mucho en armas y poco en desarrollo”.

El presidente suramericano se basó en estos argumentos para defender una reforma de la ONU y de sus instituciones, para que la organización refleje más la realidad geopolítica del mundo en el siglo XXI.

Petro cuestiona «la diferencia entre Ucrania y Palestina» y propone dos conferencias de paz

Ante la Asamblea General de la ONU, el presidente colombiano Gustavo Petro aseguró que existe una diferenciación por parte de la comunidad internacional a la hora de abordar los conflictos que sufren tanto el pueblo palestino frente a Israel, como los ucranianos por la invasión de Rusia.

En tal sentido, Petro planteó «acabar la guerra para tener el tiempo de salvarnos, les propongo que Naciones Unidas auspicie cuanto antes dos conferencias de paz, la una sobre Ucrania, la otra sobre Palestina».

El mandatario colombiano aseguró que ese plan podría ayudar a enseñar a hacer la paz en todas las regiones del planeta. “Ambas y solo ambas acabarían la hipocresía como práctica política, porque podríamos ser sinceros», sostuvo.

«Nos hemos dedicado a la guerra, nos han convocado a la guerra, a Latinoamérica la han llamado para entregar máquinas de guerra, hombres para ir a los campos de combate, se olvidaron que a nuestros países los invadieron varias veces los mismos que ahora hablan de luchar contra invasiones», expresó.

Según el jefe de Estado colombiano, los líderes internacionales olvidaron que los motivos que emplean para resguardar al presidente ucraniano Volodímir Zelenski tendrían que ser “las mismas razones con las que se debería defender a Palestina».

Miguel Díaz-Canel: “Los países depredadores del medio ambiente eluden sus responsabilidades”

En su intervención, el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, lanzó fuertes críticas contra las potencias mundiales, tanto por su responsabilidad en el calentamiento global, como por las sanciones económicas contra distintos gobiernos, entre ellos La Habana.

Díaz-Canel resaltó que el cambio climático amenaza la supervivencia de todos con efectos irreversibles, pero las naciones que menos influyen en la crisis climática, en particular, pequeños Estados insulares en desarrollo son los que más sufren sus efectos-

Mientras “los países industrializados, depredadores voraces de recursos y del medio ambiente eluden su mayor responsabilidad e incumplen sus compromisos bajo la convención marco del cambio climático y el Acuerdo de París”, aseguró el mandatario cubano.

Díaz-Canel indicó que resulta “profundamente decepcionante” que la meta de movilizar “no menos de 100.000 millones de dólares al año y hasta 2020 como financiación climática nunca se haya cumplido”.

Por otra parte, el jefe de Estado cubano arremetió contra Estados Unidos por el embargo que ejerce sobre la isla desde hace más de seis décadas.

Díaz-Canel destacó que si bien su nación no es la única en ser impactada por sanciones económicas por parte de Washington, sí es el territorio que ha soportado por más tiempo las medidas que calificó como represivas.

“Se añaden las medidas coercitivas a nuestras naciones, llamadas sanciones que se han convertido en práctica de Estados poderosos que pretenden ejercer como jueces universales para debilitar y destruir economías y aislar y someter a Estados soberanos (…) Hoy afectan también a Venezuela y Nicaragua y antes y después han sido el preludio de derrocamientos de gobiernos incómodos en Oriente Medio”, aseguró.

Díaz-Canel remarcó que una vez más denuncia que “hace 60 años Cuba sufre un bloqueo económico asfixiante, concebido para definir sus ingresos y nivel de vida, para provocar escasez de alimentos, medicinas y otros elementos básicos y pretende coartar sus posibilidades de desarrollo”.

El mandatario dijo que la conducta del Gobierno estadounidense es “unilateral e injustificada”, ya que no existe una sola acción de Cuba para perjudicar la independencia, la seguridad o los derechos soberanos de EE. UU.

Nayib Bukele defiende ante la ONU su controvertida política de seguridad

El presidente salvadoreño, Nayib Bukele, dedicó toda su alocución ante la Asamblea General a defender la política de su Gobierno contra la violencia, que se ha caracterizado por una intensa guerra contra las pandillas, ampliamente cuestionada a nivel internacional.

«El Salvador pasó de ser la capital mundial de los homicidios a ser el país más seguro de América Latina», dijo el mandatario, quien aseguró que «muchos en el mundo están pendientes de lo que ocurre en nuestro país, sobre todo en Latinoamérica», sostuvo.

El mandatario instó a los países a «ejecutar sus propios planes» de seguridad para luchar contra la violencia en sus territorios. «No hay ni una sola receta que funcione para todos por igual, pero sí creo que hay un ingrediente: la valentía», para lograr vencer la inseguridad, agregó.

Como lo ha hecho en reiteradas ocasiones, el presidente centroamericano cargó contra defensores de derechos humanos y Gobiernos que han criticado su implacable política contra las pandillas, con la que ha puesto entre rejas a decenas de miles de personas.

ONG como Human Rights Watch o la organización Cristosal han denunciado detenciones arbitrarias, desapariciones forzadas, tortura, y muertes bajo custodia, sin que la gran mayoría de los detenidos hayan tenido un proceso judicial regular. También indican que, para diciembre de 2022, al menos 1.600 detenidos eran menores de edad.

Alberto Fernández cuestiona el sistema financiero internacional

El presidente argentino empezó su discurso criticando el sistema financiero global. Abogó por dejar de imponer las mismas «políticas ortodoxas» que llevaron a la «miseria que hoy ve el mundo» y enfatizó en que el sistema financiero «no demuestra voluntad de adaptarse a un mundo que quiere la igualdad», a la vez que aquejó que este «solo sirve para concentrar el ingreso en muy pocos».

Alberto Fernández consideró «vergonzoso» que el Fondo Monetario Internacional (FMI) aplique «sobrecargos a muchos países a los que ya se les vuelve insoportable cargar la mochila de la deuda externa».

También expresó su apoyo a Cuba y Venezuela. En cuanto al primero, pidió que se retire a Cuba de la lista de países que «supuestamente patrocinan el terrorismo»: «La perpetuación del bloqueo contra Cuba es inadmisible, dijo Fernández: Año tras año, esta Asamblea General, a su abrumadora mayoría, reclama el fin del bloqueo», dijo.

También tomó la defensa de Venezuela, pidiendo el fin de las sanciones aplicadas por Estados Unidos. Precisó que “la prolongación en el tiempo de las sanciones solo lastima las condiciones de vida de los venezolanos”.

Fernández renovó el pedido para que Irán “coopere con las autoridades judiciales argentinas para avanzar en la investigación del atentado contra la AMIA”. En 1994, un ataque terrorista con carro bomba en contra de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) que dejó 22 muertos. Argentina acusa a Irán de estar detrás del atentado.

El presidente argentino concluyó abordando el tema de las Islas Malvinas, «parte integrante del territorio nacional argentino pero ocupadas ilegalmente por Reino Unido», sostuvo el mandatario sobre las islas, manzana de la discordia entre Buenos Aires y Londres por décadas.

Raisi denuncia «islamofobia» y «apartheid cultural» por parte de Occidente

El presidente de Irán, Ebrahim Raisi, comenzó su alocución ante la Asamblea General citando el Corán en materia de «justicia» y «lucha contra la opresión» antes de seguir con un discurso en el que se destacaron los ataques contra los países occidentales.

El mandatario iraní denunció «islamofobia» por parte de Occidente, que también calificó de «apartheid cultural» e hizo referencia a la quema del Corán por parte de civiles y la prohibición del hiyab en algunos países occidentales.

«Entre bastidores, parece haber una agenda que pretende desviar la atención» de los propios fallos de Occidente. «El fuego de la falta de respeto no vencerá a la verdad divina», añadió.

Raisi tildó «la hegemonía occidental» de «anacrónica», denunció «la arrogancia occidental» y aseguró que existe una «esperanza colectiva de crear un orden mundial más equitativo». Dijo que la democracia liberal de Occidente no ha cumplido sus promesas y que, en su lugar, presenta la democracia iraní como una alternativa, calificándola de modelo de estabilidad y fortaleza.

El mandatario calificó las protestas que han sacudido Irán de ‘complots’ de las agencias de inteligencia occidentales. Dijo que los informes de Irán eran «distorsionados» y «falsos». Irán ha culpado del levantamiento pro-democrático, liderado por mujeres tras la muerte de la joven Mahsa Amini, a la injerencia extranjera, ignorando los llamamientos de algunos sectores de la sociedad.

El presidente de la República Islámica también mencionó la cuestión nuclear. Lamentó la retirada de Estados Unidos del Acuerdo Nuclear de 2015 y dijo que su país había “cumplido con los compromisos” tomados con la comunidad internacional. Añadió que el programa nuclear de Irán no tiene ningún objetivo militar. Las “sanciones estadounidenses no han dado los resultados deseados y es hora de que Estados Unidos cambie de rumbo”, declaró.

El líder iraní concluyó su discurso repitiendo dos veces una frase contra los países del oeste: “Ellos representan el pasado y nosotros somos el futuro”

Erdogan: Turquía apoya las medidas de Azerbaiyán para preservar la integridad territorial 

Las declaraciones ante la ONU del presidente turco Recep Tayyip Erdogan se produjeron justo horas después de que Bakú iniciara una acción armada contra la región separatista de Nagorno Karabaj, que denominó “operación antiterrorista”.

En su discurso, Erdogan aseguró que Nagorno Karabaj es parte del territorio soberano de Azerbaiyán y que la imposición de otro estatus para el territorio separatista es “inaceptable”.

Por años, Ankara ha respaldado a Bakú, incluido apoyo militar, en medio de la disputa frente a Armenia por la región separatista, ubicada dentro del territorio azerbaiyano.

Turquía y Azerbaiyán mantienen lazos lingüísticos y culturales y previamente sus críticos han visto la intervención turca en ese conflicto como una forma del presidente Erdogan de reforzar su base electoral, a pesar de la crisis económica que su nación ha enfrentado en los últimos años.

Giammattei: «Entregaré el poder a quien resultó electo»

El presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, se comprometió ante la Asamblea General de la Naciones Unidas a dejar el poder al presidente electo, Bernardo Arevalo, al fin de su mandato, el próximo 14 de enero.

Sin embargo, se quejó que las elecciones estuvieron marcadas por lo que él llamó «injerencia internacional innecesaria» y aseguró que la democracia guatemalteca, «puede que no sea perfecta, pero ha sido una democracia que nos ha permitido el principio de alternancia en el poder, el respeto a la Constitución».

El presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, se dirige a la 78ª sesión de la Asamblea General de la ONU en Nueva York, Estados Unidos, el 19 de septiembre de 2023.

El mandatario guatemalteco también criticó a la organización internacional, diciendo que “no es la más activa” y que “hay que hacerla funcionar”. “Debemos lograr una ONU que busque la paz y el desarrollo humano”, añadió. Giammattei hizo un llamado a los países para reformar los estatutos de la ONU, para que, según él, se retome «la loable fundación» de esa instancia internacional.

Giammattei también habló de la inacción para lucha en contra del cambio climático, asegurando que a pesar de los tratados firmados, “el mundo esta peor” y que los países industrializados “no se hacen responsables de la destrucción que ocasionan”.

Luis Arce llama a reformar la ONU y pide a los países ricos pagar su «deuda climática»

En la sesión de la tarde, el presidente de Bolivia, Luis Arce, planteó un «nuevo pacto para el futuro», con la mirada puesta en los objetivos de desarrollo sostenible. En este «nuevo pacto», el mandatario señaló que se deben eliminar la pobreza y las desigualdades para evitar conflictos en el futuro.

Además, pidió acciones contra la crisis climática y a los países desarrollados cumplir con la “deuda climática” porque, dijo, ahora “hay un problema común pero los que pasan facturas son los países del sur”, dijo Arce.

El mandatario boliviano denunció lo que también llama la «crisis capitalista», que sigue poniendo en riesgo «a la humanidad y a la existencia misma del planeta».

Al igual que otros jefes de Estado que intervinieron este martes en la Asamblea general, el presidente Luis Arce pidió una reforma de la ONU, argumentando que «la crisis actual demanda una Organización de las Naciones Unidas fuerte, consecuente con los principios que la crearon y comprometida con la paz».

Fuente: France24