Miguel Ángel Loor responde al embajador de EE.UU. sobre testaferros de corruptos y narcos en el fútbol ecuatoriano

0
191

Después de que el embajador de Estados Unidos en Ecuador, Michael Fitzpatrick, dijera anoche que testaferros de corruptos y narcos «ahora están metidos en la pasión nacional, el fútbol, usando algunos equipos para lavar su cara y su plata», Miguel Ángel Loor, presidente de la Liga Pro, reaccionó este viernes, 8 de diciembre.

Para Loor, máxima autoridad del ente que desde el año 2019 organiza la primera división de Ecuador (series A y B), la declaración del embajador debe ser tomada con cautela; y aunque se mostró presto a que la Liga Pro pueda colaborar en cualquier investigación, el dirigente resaltó todo lo que ha establecido dicho organismo para transparentar las finanzas de los clubes.

Loor también indicó que el actual Director de Integridad de Liga Pro fue Jefe de Fraude Criminal de la Embajada de Estados Unidos hasta el año pasado y que los clubes de primera división (16 en la serie A y 10 en la B) están obligados a reportar en la UAFE desde este año.

Además, la Liga Pro firmó un acuerdo con el Servicio de Rentas Internas (SRI) para colaborar con asesoría e información y con ese mismo objetivo está «cerca de firmar acuerdos tanto con el Ministerio del Interior como con la UAFE», según Loor.

Finalmente, el presidente de la Liga Pro dejó entrever que lo dicho por Fitzpatrick no iba en relación a los clubes de primera división, o al menos eso es lo que él cree.

«¿El mensaje fue para los clubes de primera división, clubes de segunda categoría o clubes amateur? Evidentemente seguiremos investigando y siempre estaremos prestos para colaborar con las instituciones de control en caso de requerir alguna información, pero cuidado por la generalización se ensucia (mediáticamente) a clubes y personas que han cumplido a raja tabla la normativa interna».

La Segunda Categoría es organizada por la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF), que de momento no ha emitido ninguna reacción.

Pero cabe destacar que fue la justicia de Estados Unidos la que destapó una serie de irregularidades en el fútbol sudameriano, que acabó con dirigentes presos, entre ellos Luis Chiriboga Acosta, acusado de recibir sobornos para favorecer el voto de la FEF en decisiones de la Conmebol y la FIFA sobre las sedes de los Mundiales.

LOOR TAMBIÉN FUE INVESTIGADO

Loor, que antes de ser presidente de la Liga Pro tuvo un cargo directivo en Barcelona y fue presidente del club Guayaquil City, fue uno de los investigados por el caso de las exportaciones ficticias de Ecuador a Venezuela, entre 2012 y 2013, cuando gobernaban Rafael Correa y Hugo Chávez (con Nicolás Maduro como sucesor) a traves de la empresa Fondo Global de Construcciones (Foglocons).

Esta compañía debía llevar casas prefabricadas de Ecuador a Venezuela, que mandó el dinero a través de un sistema denominado SUCRE, pero nunca llegó el producto, solo contenedores vacíos con los que se registró la exportación.

Esta firma fue utilizada por el colombiano Álex Saab, presunto testaferro de Maduro, para lavar dinero a través de Ecuador y sacarlo del país mediante cuentas de terceros, que incluyeron a Loor a título personal y tres empresas que este representaba, entre otras personas y compañías.

Foglocons le compraba materiales eléctricos a Electrocables, la empresa de Nassib Neme, por entonces presidente del Club Sport Emelec y amigo de Rafael Correa, pero el ahora exdirigente deportivo ha negado ser parte de esta trama.

«Neme firmó al menos dos contratos con Fonglocons por USD 69 millones para la provisión de cables que nunca llegaron a Venezuela», denunció en su momento el asambleísta Fernando Villavicencio, asesinado este año cuando era candidato a la Presidencia de la República, quien relacionaba a Saab con la exsenadora colombiana Piedad Córdoba, ligada a las FARC.

La justicia ecuatoriana, también criticada por Fitzpatrick, sobreseyó a los investigados, entre esos Loor, y archivó el caso, pero en Estados Unidos continuó la investigación y Álex Saab, preso en Miami desde 2021, ha ofrecido colaborar y delatar a otros operadores en la defraudación, con el fin de acogerse a una condena menor.

«El sistema de justicia no es espectador inocente de todo esto», remarcó el embajador de Estados Unidos en Ecuador y señaló que ciertos jueces, en lugar de ser parte de la solución, a veces son parte del problema de corrupción e impunidad que hay en el país.

El presidente de la LigaPro también fue investigado en 2021 por la Fiscalía por el presunto delito de defraudación tributaria. Un informe del SRI reveló que sus altos ingresos, en 2013 y 2016, no coincidían con la información en su declaración de Impuesto a la Renta, pero el año pasado la justicia ecuatoriana lo declaró inocente.

Fuente: Ecuavisa