El sector empresarial cuestiona la aprobación de la Ley contra el Acoso Laboral

0
138

Con aplausos, los asambleístas festejaron la aprobación, por unanimidad, de la Ley contra el Acoso Laboral, que eliminará comportamientos discriminatorios y violentos, una vez que entre en vigencia.

¿Cuáles son los efectos de su aplicación si el presidente Daniel Noboa Azín la aprobara como está? Porque de lo contrario, la Asamblea Nacional puede ratificarse en el texto original con 92 votos.

El sector empresarial dice que es una propuesta mala, difícil de implementar y de redacción ambigua. Además, abre un marco demasiado amplio para que cualquier cosa pueda ser considerada como acoso en términos generales, pero son dos reformas las de mayor preocupación. Una es que se considere acoso el llamar o enviar mensajes fuera del horario laboral y que un inspector del trabajo determine lo que es acoso o no.

«Lo peligroso es que, en este escenario, no se castigue lo correcto. Se está castigando a todo, lo que corresponde o no. Además se está dando amplio margen de decisión a personas que, a lo mejor, no tienen los insumos o la intención correcta”, dijo Mónica Heller, presidenta de la Cámara de Comercio.

Para el sector privado y productivo, que genera el 90% de la plazas de empleo del país, las consecuencias serán inmediatas: menos trabajo y menos inversión nacional y extranjera. «Si lo único que hacemos es buscar marcos legales que cohíben el buen funcionamiento de las empresas, prontamente no tendremos un sector productivo que le dé espacio a la empleabilidad en Ecuador. De hecho, eso lo estamos viendo, no hay crecimiento del empleo pleno», dijo Heller.

La norma tiene vacíos. No hay diferenciación sobre las particularidades de los empleos en los que se necesita estar conectado permamentemente como médicos, personal de seguridad, abastecimiento y sistemas de supermercados, entre otros.

O simplemente una emergencia en una empresa que requiera de la comunicación con su personal. Tampoco hay claridad en la norma sobre los niveles de sanciones, cuándo serán económicas y quién recibirá ese dinero. Esto también es señalado por los empresarios. El hecho es que esta reforma laboral es polémica.

Fuente: Ecuavisa