Fernando Balda se atrasa al juicio en contra de Diana Falcón y Raúl Chicaiza

0
575

El acusador particular Fernando Balda ingresó hoy casi al trote a la sala de la Corte Nacional de Justicia donde se realiza la audiencia de juzgamiento en contra de los exagentes Diana Falcón y Raúl Chicaiza.

El Tribunal Penal fijó la audiencia a las 09:00. Eran las 09:10 y todavía no comenzaba. Solo faltaba que los jueces ingresaran y que llegara Balda.

Los jueces nacionales Miguel Jurado, Sylvia Sánchez y Édgar Flores entraron a la sala del octavo piso, pidieron al público que tome asiento y solicitaron a la secretaria que tome lista. Todos estaban en la sala, menos el acusador particular.

Inmediatamente, Diego Chimbo, abogado de los exagentes, solicitó al Tribunal que declarara abandono de la acusación particular. La secretaria dijo que el político estaba en el baño. Menos de un minuto después ingresó Balda, aunque desde el ‘hall’ de los ascensores.

“Señor Balda, este Tribunal se ha manejado con sublime respeto”, dijo Jurado. “Última vez que permitimos un exabrupto”.

Con la llamada de atención del Tribunal, se instaló el tercer día de audiencia. En los dos días anteriores, 10 testigos fueron interrogados por la Fiscalía y un número similar estaba previsto para hoy.

Otro inconveniente

Las comparecencias iniciaron con la participación de testigos desde Cali, Colombia. Ayer, durante la intervención de Karim Shek Mina, autor del secuestro en Colombia, se fue la luz y el testimonio no pudo concluir.

Hoy cuando la fiscal general (e), Ruth Palacios, llamó a Hélber Martínez, funcionario de la Fiscalía colombiana, Chimbo reclamó. El testigo había estado en la misma sala que Shek Mina, lo cual no está permitido por la ley. Así, Jurado determinó que no había como dar paso al testigo solicitado por Fiscalía.

Los testimonios

Esta mañana, Palacios entrevistó a cuatro testigos desde Colombia, entre ellos a dos funcionarios de la Fiscalía que participaron en la investigación del secuestro. Ellos confirmaron que Chicaiza se reunió con Shek Mina para coordinar el secuestro y que hizo varios pagos, entre ellos, de los vehículos con los que se cometió el ilícito.

También interrogó a Franklin Herrera, persona que atestiguó el secuestro, quien relató que habían estado reunidos con Chicaiza y Balda, revisando equipos para vigilancia, y que al terminar la reunión se separaron. Él y Balda estaban caminando cuando dos personas se “abalanzaron” contra Balda, lo golpearon y lo forzaron a entrar en una camioneta.

Entre los testimonios también estuvo el de dos peritos y el del general Fausto Tamayo, que confirmó que los exagentes de la Dirección General de Inteligencia (DGI), pasaron a recibir disposiciones de la Secretaría Nacional de Inteligencia (Senain), en ese entonces a cargo de Pablo Romero.

Al culminar con estos testimonios, el Tribunal suspendió la audiencia por alrededor de una hora y media. A las 15:00 está previsto que se reinstale. (AGO)

Fuente: La Hora