Pedro Palacios, un administrador en la Alcaldía de Cuenca

Pedro Palacios tiene 43 años, dos hijos, una larga y exitosa carrera en el mundo empresarial y privado.

0
883
Pedro Palacios se convirtió en una de las principales sorpresas de la contienda electoral, al haber vencido en Cuenca a personajes de la talla de Jefferson Pérez, Marcelo Cabrera y Paúl Carrasco
Pero ¿quién es Pedro Palacios? Este cuencano de 43 años y padre de dos hijos, que hasta esta elección era un desconocido en la política tradicional y cuya trayectoria profesional ha estado siempre ligada a la empresa privada.
Fue el candidato por el partido 4-20, una alianza entre Ecuatoriano Unido, un partido que respalda abiertamente al presidente de la República Lenín Moreno, y  Democracia Sí, cuyo líder es Gustavo Larrea. Sin embargo, lleva ya dos años trabajando con la agrupación política Nueva Generación, fundada por él, pero que no alcanzó a inscribirse en el Consejo Nacional Electoral. Por eso, entre otros partidos que buscaron respaldarlo, aceptó el de los dos movimientos porque le dejaron que actúe políticamente  en el cantón Cuenca.
Para Pedro Palacios Ullauri, su trayectoria en el mundo empresarial y de organizaciones privadas lo ha capacitado bastante bien para poder administrar la tercera ciudad más grande del país. Han sido 27 años de trabajo, de los cuales, lleva 14 ocupando cargos gerenciales y directivas de firmas como Indurama en Cuenca, Indurama Perú-ElectroAndina donde se encargó de levantar la fábrica y administrarla con alrededor de 1.000 empleados. Además, junto a su familia lidera la empresa Utilesa, una importadora de suministros de oficina y útiles escolares, donde está a cargo de las estrategias financieras, contables y comerciales.
Palacios contó a diario El Tiempo de Cuenca que nadie le interpeló para lanzarse a ser candidato, sino que partió de una aspiración personal de volcarse al servicio de su ciudad. Anhelo que tomó fuerza cuando en medio de una conversación, una persona le dijo que con cuestionar la situación del país no resolvería nada, “entonces decidí dar un paso al frente”, señaló a El Tiempo.
Y aunque se ha desenvuelto excepcionalmente en la esfera privada, destaca también en lo social, como fundador del Colectivo Integración Ciudadana en Junio del 2017. Esta organización tiene por objetivo realizar labores de apoyo a instituciones y personas.
En su época estudiantil aprovechó su altura de 1,87 metros para destacarse como capitán de la selección de básquet del colegio Técnico Salesiano y de la Federación Deportiva del Azuay.
La universidad también ha tenido un lugar importante en su vida. Fue dirigente estudiantil en la Universidad Católica de Cuenca. Entre 2002 y 2009 fue profesor de pregrado y postgrado de la Universidad del Pacífico de Cuenca, avalado por una lista de títulos académicos: ingeniero industrial, Master en Administración de Empresas, Master en Comercio Internacional, Master Practitioner en Programación Neurolinguística con Cerebro Triádico, un diplomado en Finanzas Corporativas y otro en Coaching empresarial.
Plan de trabajo:
Para Palacios los principales problema que atraviesa Cuenca son la falta de empleo, la movilidad, la inseguridad y el exceso de burocracia.
Respecto a la inseguridad y la falta de empleo, plantea combatirlos generando trabajo con fondos semilla de 2.000 dólares para 1.000 emprendedores, dinero que saldrá del presupuesto de publicidad, que será reformado. Además considera que abriendo la construcción de casas municipales a la empresa privada se generarán más plazas de empleo.
Sobre movilidad, propone como tema urgente la construcción de pasos a desnivel en las zonas con mayor tránsito, y una planificación de la ciudad a 10, 30 y 50 años, en la que se reduzca la necesidad de concentrar los viajes en el Centro Histórico, acercando los servicios municipales a las parroquias, para lo cual desconcentrará las oficinas del gobierno local en cinco zonas de fácil acceso a la ciudadanía.
A todo lo anterior busca sumar obras como la construcción de dos terminales terrestres, uno al norte y otro al sur de la ciudad, un mercado mayorista, la modernización de la Feria Libre como un centro comercial donde los vendedores conserven sus puestos, pero se implementen también otro tipos de servicios con alianzas público-privadas. Palacios piensa incluso en la construcción de un nuevo aeropuerto y un nuevo estadio para la ciudad.