Inseguridad preocupa en Turi

El mes anterior, una religiosa quien brinda sus servicios en esta parroquia fue raptada. Se registra el robo a viviendas y más hechos delictivos que inquietan a la comunidad.

0
590

Actos delictivos registrados los últimos meses en la parroquia Turi, zona centro, han alertado a sus habitantes quienes buscan mecanismos para mejorar la seguridad.

El último hecho que conmocionó a la comunidad fue el rapto de una religiosa quien sirve en la parroquia, señaló el párroco de Turi, Enzo Amato.

El sacerdote se mostró preocupado e indignado ante estos hechos e incluso reveló que como consecuencia está en riesgo la permanencia de las demás religiosas, quienes han expuesto su deseo de dejar la comunidad de no garantizarse una estadía segura.

Marco Mejía, vicepresidente de la Junta Parroquial de Turi, detalló que según la versión de la religiosa, aquel 15 de marzo, un vehículo de color rojo se acercó a ella. Desde ese instante, cuando el reloj marcaba alrededor de las 11:00 hasta las 21:00, ella no recordaba nada de lo sucedido ni cómo llego a Azogues. Lo que se conoce, relató Mejía, es que ya no portaba el hábito religioso sino otra vestimenta. El sacerdote Amato manifestó que un diagnóstico médico determinó que no hubo violación y que no habían huellas de agresión física.

Por otro lado, Mejía indicó que existe desorganización en materia de tránsito y que no se respetan las normas viales en las calles céntricas. “No deja de preocuparnos el hecho de estar en riesgo”, señaló Mejía, quien agregó que en el centro de Turi también son frecuentes los robos a viviendas, asaltos, agresiones y otros delitos.

Por las razones expuestas, hoy darán declaraciones sobre la situación actual en materia de seguridad en Turi, a partir de las 09:00, en la Glorieta del Parque Calderón. Mejía explicó que entre la acciones implementadas, emitieron solicitudes a la Gobernación, pero aún no han tenido respuesta.

De su parte, el oficial Walter Rodríguez, encargado de la UPC Turi, detalló que actualmente su unidad trabaja con nueve policías y un oficial, quienes cuentan con un solo patrullero “para cubrir las 24 comunidades y el centro parroquial”. Por esta razón, tramitan la entrega de un nuevo patrullero, dos motocicletas y el ingreso de tres uniformados más “tomando en cuenta la cantidad de comunidades y ahora el Parque de Ictocruz”, puntualizó el oficial.

Para él, las labores de vigilancia son vitales. (I)

El Tiempo