En mercado El Arenal de Cuenca se venden puestos hasta en $ 30 mil

Funcionarios municipales califican de “mafias” a los grupos que trabajan en el interior de este centro de abastos. Según ellos, hay extorsiones, se vende droga y pagan con licor a los cargadores que laboran desde la madrugada.

0
617

Las miradas de los comerciantes del mercado El Arenal de Cuenca son de sospecha cuando llegan extraños, especialmente si la visita no es para hacer compras.

Entre ellos se preguntan:  ¿qué buscan o qué hacen acá? Son cortos en palabras cuando se les consulta sobre el desorden que existe en ese sector de la ciudad.

“Acá solo vienen a juzgar”, se escucha decir. Este mercado, considerado el más grande de la capital azuaya, tiene en su interior alrededor de 3 mil comerciantes que laboran todos los días.

De lado y lado llegan acusaciones por el espacio. “Acá nadie nos ayuda, acá tenemos que trabajar para poder sobrevivir”, indica una de las señoras, mientras Rosa, comerciante informal, señala que no les dejan trabajar, “contratan guardias para que manden sacando, nos quitan las ventas”, indica la mujer que teme por las represalias.

El desorden está en todos lados. Restos de carne en el piso, desechos y frutas podridas acaparan la atención en  los espacios, donde también se vende pollo, carne de res y pescado.

No muy lejos, en la vía principal, personas con problemas de alcoholismo duermen sobre las aceras, algunos con sus fieles compañeros, amigables perros.

La nueva administración municipal ya hizo un primer  análisis y los datos no son nada agradables.

Comercio de los puestos

Según el director de los Mercados de Cuenca, Marcelo Álvarez, existen verdaderas mafias al interior de este centro comercial “que manipulan y extorsionan a los comerciantes”.

Según el funcionario, en este lugar se venden los puestos hasta en $ 30 mil y agregó que hay individuos que tienen hasta 14 puestos.

El funcionario aseguró también que existen organizaciones que hacen cobros indebidos a sus asociados, “les cobran uno y dos dólares para supuestamente mantener la Asociación”.

El funcionario fue más allá y sostuvo que existe un grupo minúsculo que se visibiliza y hace ver que este sector es una “tragedia” para vender los puestos. “Lo hacen entre ellos en $ 30 mil y a veces más, pero estos puestos no son propiedad de ellos”, aclaró.

“Existe un señor que notarizó una escritura por la compra de un puesto en el mercado y la notaria le hizo la escritura”, señaló el director de los Mercados. Denunció que esa oficina ha caído en una estafa. “Estamos adjuntando los documentos y vamos a presentar la denuncia como se debe”, informó.

El funcionario insistió en que existen “mafias de poder, de tráfico de drogas, mafias que venden puestos”, señaló. Asimismo agrega que esto debe finalizar en beneficio de los cuencanos.

Tras la inspección de la semana anterior se pudo evidenciar también que los productos no siempre tienen el cuidado y la higiene debidos ya que llega carne despostada en camales clandestinos.

“Hay muchos líderes que manejan este sitio, pero si ellos orientaran en el interés del bien común, otra historia fuera, pero no es así”, manifestó el funcionario municipal. (I)

El Telégrafo