Dirigencia indígena y Gobierno se reúnen en Quito por nuevo decreto; participan expertos

0
777

Desde la madrugada del lunes 14 de octubre del 2019 no se ha reunido la mesa técnica que se conformó para discutir el nuevo decreto sobre la focalización de subsidios a los combustibles. El movimiento indígena escoge los asesores que puedan aportar desde lo técnico a la discusión de este tema.

El Decreto 883, que eliminó el subsidio a los combustibles, ya fue derogado y los precios de las gasolinas y el diésel volvieron a los vigentes hasta el 1 de octubre pasado, según el Decreto Ejecutivo 894.

En este documento se señaló que “se proceda de manera inmediata a la elaboración de un nuevo decreto que permita una política de subsidios de combustibles con un enfoque integral, con criterios de racionalización, focalización y sectorialización, que precautele que estos no se destinen al beneficio de personas de mayores recursos ni a los contrabandistas de combustibles”.

Ese decreto saldrá de la mesa técnica. En su primera reunión, el domingo pasado, actuaron nueve delegados de las nacionalidades indígenas. También estuvieron seis representantes del Gobierno, según informó la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Ecuador, durante la madrugada del lunes pasado.

Marlon Santi, coordinador Nacional de Pachakutik, manifestó que esa noche participaron en la mesa voluntarios de las organizaciones. “Algunos eran alcaldes o prefectos y tienen más responsabilidades”. Por eso ahora están definiendo a personas que no solo sean representantes de las nacionalidades sino que aporten también con un criterio técnico a la discusión.

Salvador Quishpe, uno de los dirigentes del movimiento indígena, señaló que quienes participen en esta negociación no serán solo los representantes de las nacionalidades. Coincide en que es necesaria una visión técnica para este tema.

El secretario General de la Presidencia, José Agusto, prevé que el Ejecutivo podrá suscribir un nuevo Decreto sobre los combustibles “durante esta semana”.

El Coordinador de Pachakutik refirió que lo que se debe discutir es cómo se ejercerá el control para el contrabando. Ese fue uno de los argumentos que planteó el presidente Lenín Moreno para justificar el retiro de la subvención.

Agusto manifestó que de los aproximadamente USD 1 400 millones que el Estado destina para el subsidio cada año, “por encima del 40%” se desvía para fines ilícitos como el contrabando y el narcotráfico.

La propuesta de esta comisión salió del Ejecutivo. En el diálogo que se transmitió la noche del domingo pasado, esa fue la primera propuesta que Moreno puso sobre la mesa.

Para llegar a ese diálogo hubo acercamientos con la ONU desde ambas partes, según comentó Quishpe. La ONU y la Conferencia Episcopal Ecuatoriana anunciaron el 9 de octubre pasado que actuarían como mediadores.

Ese día, tanto la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) como el Frente Unitario de Trabajadores (FUT), protagonizaron la denominada huelga nacional. Ambas organizaciones se movilizaron ese día, pero de forma separada.

Durante la noche de ese miércoles también se registró una de las situaciones que llevó a la Conaie a anunciar la radicalización de su medida. Durante la noche, gas lacrimógeno, presuntamente lanzado por la Policía Nacional, ingresó a la Universidad Salesiana, uno de los lugares de acogida de los manifestantes que llegaron de distintos puntos.

Monseñor Luis Cabrera, el delegado de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana para actuar en la mediación, comunicó que al momento están instaladas mesas de diálogo que se basan en una metodología que implementa la ONU.

“En este momento hay expertos en temas económicos que están trabajando. Una vez que existan acuerdos más concretos se los expondrán en la mesa. Nuestro papel es ser pacificadores y facilitadores de este proceso”, señaló Cabrera.

Ni el Gobierno ni los indígenas han informado sobre un plazo para que este nuevo decreto vea la luz. Marlon Santi solo mencionó: “si un día entero nos sentamos, seguro que lo sacamos”.

Ayer, el Presidente, Lenín Moreno, durante un discurso en Carondelet, precisó que su Gobierno preparará el nuevo Decreto para focalizar el subsidio a la gasolina, conforme lo acordó con la Conaie al derogar el Decreto 883, el domingo pasado. Sin embargo, el mandatario no anunció una fecha determinada.

El 9 de octubre la Organización de las Naciones Unidas (ONU) anunció que en conjunto con la Conferencia Episcopal Ecuatoriana tenía acercamientos con ambas partes para buscar una salida.

La Conaie aceptó públicamente sumarse a ese diálogo el sábado 12 de octubre, en el momento más álgido de las protestas que vivió Quito.

El diálogo se realizó en el Centro de la Espiritualidad San Patricio, en Cumbayá, nororiente de Quito. Asistió el presidente Lenín Moreno, junto con ministros de Estado y representantes de otras funciones como el contralor General, Pablo Celi y Diana Atamaint, presidenta del Consejo Nacional Electoral.

La comisión fue una propuesta que planteó el presidente Moreno. El delegado de las Naciones Unidas para Ecuador, Arnaud Peral, sugirió que dicha comisión resuelva la elaboración del nuevo decreto en máximo 48 horas.

Los indígenas se impusieron con su tesis de que no era posible participar en ninguna comisión si primero no se derogaba el Decreto 883 que eliminó el subsidio a las gasolinas.

El Decreto 894 sustituyó al 883 la tarde del lunes pasado. Las tarifas de las gasolinas extra, ecopaís y diésel volvieron al valor que estuvo vigente hasta el 1 de octubre pasado. Como consecuencia de esa decisión, los pasajes también bajaron.

Fuente: Diario El Comercio