José Luis Espinoza, Gerente de ETAPA EP, explicó la situación económica de la empresa.

0
953

La mañana de este miércoles 19 de febrero del 2020, José Luis Espinoza, Gerente de ETAPA EP, fue entrevistado en radio La Voz del Tomebamba, quien explicó la situación económica de la empresa.

Al comenzar la entrevista el funcionario público aclaró que se están llevando a cabo varios cambios dentro de la empresa municipal y destacó: “Tenemos que pagar una deuda de cerca de nueve millones de dólares, tenemos en nuestro banco seis millones de dólares, por tanto ya tenemos un hueco de tres millones de dólares. Es decir, tendríamos que sacar tres millones de dólares para pagar las deudas de los años anteriores”.

El Gerente de ETAPA EP acotó a continuación: “Sin embargo, es importante mencionarle que los ingresos que tiene la empresa son 7,7 millones de dólares mensuales y gastamos 8,5 millones de dólares mensuales. Cada mes que pasa 800 000 dólares, tres millones que ya tenemos en negativo, sumando doce, trece o catorce millones de dólares tendríamos en contra”.

Espinoza asegura que con todos los esfuerzos que se hacen casa adentro les permitirán reducir una buena parte de esa brecha, pero afirma que no se podrá cubrir en su totalidad. Además dejó planteada la posibilidad de una subida de precio del agua potable para los usuarios de ETAPA EP, no obstante determinó que está decisión la tomará el directorio a finales del mes de marzo.

Inmediatamente abordó otro tema de una deuda con un contratista, diciendo lo siguiente: “Nos encontramos siempre con sorpresas, esa es la caja de Pandora, nuestra querida ETAPA. Nos encontramos con una deuda de 700 000 que no se pudo cobrar porque no se llegó a un entendimiento con el contratista. Esto fue un proceso legal, el cual pasó por varias instancias y llegó a la Corte Nacional, quienes ordenaron que paguen a ETAPA. Y sorpresivamente estamos en un proceso de mediación en la Procuraduría General del Estado para saber si debemos o no cobrar una deuda. Nosotros hemos renunciado a dicha mediación, obviamente estamos pidiendo al contratista que nos pague”.

Espinoza enfatizó que el costo político ha hecho que ETAPA esté donde está en este momento, pues según él la empresa no nunca sido manejada como tal, las decisiones que se tomado de acuerdo a los votos de los políticos de turno. Conjuntamente agregó que la razón de toda esta crisis no es de la administración anterior, sino dice ser un tema histórico de ETAPA. “Es que los políticos, son quienes han manejado a la empresa en función de sus conveniencias. Y esta empresa es de los ciudadanos, atendemos a 6600 usuarios”, resaltó.

“Estamos haciendo una propuesta para cambiar el gobierno corporativo, porque quienes sean directores de ETAPA tienen que tener un perfil para dirigir una empresa que genera 140 millones de dólares de presupuesto”, dijo Espinoza, para entregar el cargo con total transparencia en el próximo turno de administración.

Espinoza reiteró que existe nepotismo en la empresa municipal, expresando lo siguiente: “Tenemos que dar cuenta de la gente ha entrado. Es impresiónate, si uno revisa la nómina primos, hermanos, cuñados, padres, madres e hijos de todos los políticos que han pasado por nuestra ciudad. Y ahí están y siguen trabajando, es un tema histórico”.

Asimismo indicó: “Todos nuestros servidores públicos tienen un contrato definitivo, es decir, tienen un nombramiento definitivo. Es importante que la ciudadanía que conozca cuánto cuesta despedir a un trabajador, porque tenemos una contratación colectiva que es por años que han venido consiguiendo conquistas y son derechos que tenemos que respetar. Cerca de 100 000 dólares nos cuesta sacar un trabajador y los empleados 30 o 40 mil dólares”.

Según Espinoza hay 200 empleados en exceso de 700 trabadores que tiene la nómina de empleados en ETAPA. Él afirma que podrían hacer el mismo trabajo con 500 empleados.