Incendio destruye 10 hectáreas de arbustos y pajonales

0
405

El incendio se produjo en la zona conocida como Yanuncay-Irquis, perteneciente a la parroquia Victoria del Portete, que está catalogada como bosque protector de fuentes hídricas.

Una extensa área de pajonales y arbustos fueron consumidos por un incendio que afectó el área protegida de la zona Yanuncay-Irquis, en la parroquia Victoria del Portete.

Según los reportes del Cuerpo de Bomberos, la quema se presentó al anochecer del pasado martes, pero por la oscuridad y la dificultad de acceso las labores de combate del fuego fueron suspendidas.

La tarea fue retomada la mañana de ayer. Para ello fueron movilizados 10 bomberos, tres vehículos de servicio y un vehículo polaris. Al mediodía los brigadistas reportaron que el páramo liquidó por completo el incendio.

Los bomberos calculan que las llamas consumieron 10 hectáreas de bosque primario y pajonal.

En la zona que se produjo la quema hay letreros colocados por ETAPA que alertan que está prohibida la práctica de deportes motorizados porque es una zona de bosque protector de las fuentes hídricas.

Campaña
Frente a la amenaza de los incendios forestales para las especies de flora y fauna, muchas de ellas endémicas y en peligro de extinción, el Cuerpo de Bomberos mantiene activa la campaña ‘Yo cuido los bosques’.

La campaña consiste en visitar parroquias y establecimientos educativos para concienciar a la población sobre los daños que causan al medio ambiente las quemas forestales.

Durante las charlas se enfatiza que la persona que provoque directa o indirectamente incendios en bosques nativos o plantados o páramos será sancionada con prisión de uno a tres años, pero si como consecuencia de este delito se produce la muerte de una o más personas, la pena es de 13 a 16 años, según establece el artículo 246 del Código Integral Penal.

Fuente: El Tiempo