En 2030 habrá escasez de agua en Cuenca

0
500

En este mes, el día 22, se celebra el Día Mundial del Agua, y desde hoy hasta este miércoles Diario El Mercurio presenta una serie de tres reportajes sobre la escasez de este líquido vital en Cuenca, pronosticada para 2030.

También respecto a las soluciones que planifica el principal proveedor de este servicio en esta ciudad: la Empresa de Telecomunicaciones, Agua Potable y Alcantarillado (ETAPA EP), que pertenece al Municipio de Cuenca.

Igualmente referente a las alternativas que prevén los sistemas de agua comunitaria para enfrentar este problema. Estos abastecen a no menos de 60.000 personas, en su mayoría, de sectores rurales.

Para Milton Padilla, ingeniero en hidrología, Cuenca tiene una ventaja frente a otras ciudades del país y del mundo: posee 4.262 cuerpos de agua en el Parque Nacional El Cajas (PNC). Además tiene cuatro ríos que pasan por la zona urbana.

Sin embargo, a decir de Padilla, también tiene una desventaja: en esta ciudad en promedio cada persona consume unos 250 litros de agua por día (l/d). Esto consta en un estudio hecho, en 2016, por la Comisión de Gestión Ambiental (CGA).

Para Padilla esto es más del doble de la cantidad (100 l/d por habitante) que recomiendan consumir la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

“Por eso una de las primeras medidas a tomar es educar a la población, darle más información, hacerle saber lo peligroso que es gastar el agua. Hay que considerar que es un problema que hay que verlo en su real magnitud…”, refiere.

Nelida Cabrera es técnica de la CGA y confirma que máximo en unos 10 años más comenzará un fenómeno conocido como estrés hídrico, por lo que se experimentará con mayor intensidad la falta de agua.

En así que para 2030 esta ciudad tendrá un déficit de alrededor de 350 litros por segundo (l/s) cada año. A esto se suma la creciente contaminación por desperdicios, especialmente plásticos, en los afluentes de la Cuenca del Paute.

Actualmente el área de recarga hídrica para dotar a Cuenca de agua es de aproximadamente 95.000 hectáreas (ha), del que el 60% se encuentra bajo una estrategia de conservación.

Y esa es una de las razones por las que su área urbana tiene indicadores ejemplares respecto a urbes ecuatorianas y de latinoámerica: 98% de cobertura de agua potable, 96% de alcantarillado y 95% de agua residual tratada.

Solo ETAPA EP tiene unas 132.00 conexiones domiciliarias, lo que equivale a que da servicio al 97,86% de la población en el sector urbano y al 92,64% en el área rural. En total suma 96,94%.

Igualmente, en alcantarillado ETAPA EP, creada hace 52 años, tiene en el territorio urbano 96,02% y el rural 82,81% de cobertura, con lo que alcanza un global de 93,99%.

Agustín Rengel, director de Proyectos de la Unidad Ejecutora de ETAPA EP, dice que entre 2030 y 2040 esta empresa tendrá requerimientos de más de tres metros cúbicos por segundo (m³/s) de agua.

“Por esto estamos trabajando en varios frentes, uno es buscar reducir al máximo las pérdidas, otro es optimizar los sistemas, hacer interconexiones y estamos buscando fuentes alternas…”, asegura.

Uno de los al menos cuatro grandes proyectos que tiene ETAPA EP para garantizar la dotación de agua a largo plazo es un represamiento de la laguna Dos Chorreras, en la Cuenca del río Tomebamba, un área que colinda con el PNC.

Para Rengel, quien ha particiado en la elaboración de los planes maestros de ETAPA EP, esta intervención permitirá recuperar las condiciones normales de este embalse y almacenar entre uno y dos millones de m³ de agua.

Esta obra comprende además un trasvase de la quebrada Rasullana para conducir el agua a Dos Chorreras. Con esto por ejemplo en 90 días de estiaje se podrá tener entre 200 y 250 l/s adicionales que compensaría los déficit en el Tomebamba.

“Este proyecto ha sido observado por el Ministerio del Ambiente (MAE) porque en el área de amortiguamiento que ellos llaman dice que está tocando el Parque Nacional Cajas…”, señala.

Y agrega: “Cuenca necesita de esa agua, qué hacemos con el agua almacenada ya si no podemos aprovechar, si solamente esperamos los escurrimientos naturales, necesitamos aprovechar esa agua…”.

La presa que planifica construir ETAPA EP tiene 11 metros (m) de altura en total, con un caudal de regulación de 0.256 m³/s. Asimismo prevé obtener un volumen de agua de Dos Chorreras de 1.400.000 m³ con una caudal de 11 m³/s.

De igual forma disponer de 610.000 m³ de la quebrada Rasullana, con un caudal de 0,14 m³/s. El área de captación de esta será de 809.4 hectáreas (ha), mientras que de Dos Chorreras 697.2 ha, con una zona de inundación de 8.3 ha.

El agua de este proyecto llegará a la Planta de Potabilización de El Cebollar que actualmente produce unos 2.740 litros (l/s), que para algunas zonas, en el sur, ya no es suficiente.

El año pasado ETAPA EP inició una interconección entre esta unidad de procesamiento con la Planta de Potabilización de Tixán, para abastecer a un promedio de 42.000 usuarios.

Por ahora se trabaja en una estimación económica sobre cuánto costará represar el agua de Dos Chorreras y conducirla. Este proyecto primero deberá ser autorizado por el MAE, que es la máxima autoridad ambiental del país.

En la actualidad ETAPA EP tiene listos los diseños y una proyección en video de cómo quedará la laguna represada y las conducciones para transportar el agua hacia el río Tomebamba.

Otros de los planes que tiene ETAPA EP para contrarrestar la escasez es buscar un acuífero en el río Tarqui para obtener unos 300 l/s; y construir una conducción para traer agua desde ríos como el Negro del cantón Sígsig.

DETALLE

En Cuenca en promedio cada persona consume unos 250 litros de agua por día (l/d). La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que no sean más de 100.

Fuente: El Mercurio