Hoy no habrá buses y hay pico y placa

0
439

Solamente entidades financieras, farmacias, fruterías, tiendas de abarrotes y unos pocos locales de hospedaje abrieron ayer en Cuenca. La circulación de vehículos particulares se redujo casi en un 75% según datos del Municipio de Cuenca.

En el centro de la ciudad la presencia de comerciantes informales fue evidente, pero ahora casi todos ofrecían productos como mascarillas, gel antiséptico, paños húmedos y pequeñas botellas de alcohol.

Asimismo en algunas esquinas se instalaron vendedores de jugo de naranja, que es una fruta que por estos días, por su alta carga de vitamina C, ha sido altamente promocionada como un alimento para prevenir enfermedades respiratorias.

Majed Abed, de Venezuela, salió a la puerta de su local con un puesto de sumo de naranja, en la calle General Torres, cerca de María Auxiliadora. Contó que las ventas han caído considerablemente.

Cerca de allí, en el mercado Diez de Agosto la atención casi fue normal. Pero según Zoila Carchi, comerciante, los productos que llegan desde el norte están caros y por eso ya no se abastecen de estos.

Un brócoli por ejemplo que antes costaba entre 60 y 75 centavos hoy les entregan en un dólar. Un saco de zanahoria valía 2,50 y actualmente llega a cinco. Otros bultos de esta verdura cuesta hasta ocho dólares.

Por eso ella cree que en los próximos días ya no ofrecerá estos alimentos porque los clientes no están dispuestos a pagar precios demasiado altos, y optan por otras alternativas. Por eso el comercio ha bajado.

La caja de tomate de entre 35 y 40 libras a ellos les entregan a no menos de 20 dólares y ellos se encargan de dividirlo por libras para venderlo en no más de 80 centavos.

En el mercado Nueve de Octubre, según dijo Maritza Carpio, vendedora, les dijeron que hoy no habrá atención. Ella también coincidió en que las ventas han bajado notablemente.

En el mercado El Arenal, que es el centro de abasto mayorista, comenzó a escasear la naranja, y de acuerdo con Romeo Mejía, comerciante, incluso están ingresando el producto de Colombia, pues la producción local no es suficiente.

Estos últimos días ellos reciben 100 naranjas en 10 dólares, y también compran guineo y plátano de ciudades como Maná, de la provincia de Cotopaxi, y de otras de Santo Domingo.

Pedro Palacios, alcalde de Cuenca, anunció que para hoy se suspende el servicio de transporte urbano, interparroquial e intercantonal. Unos 3.000 taxis podrán circular y para eso han sido fumigados.

Romeo Solano, miembro de la Asociación del Transporte Pesado del Azuay (ATPA) confirmó que está garantizado el transporte de mercadería y alimentos, aunque temen hechos delictivos.

No obstante dijo que solicitarán a la Policía Nacional que colabore con la custodia de sus vehículos, principalmente, en las vías Cuenca-Girón-Pasaje y Cuenca-Molleturo-El Empalme, para prevenir asaltos.

Por su parte Carlos Salazar, dirigente de la Asociación de Distribuidores de Combustible del Azuay, confirmó que el abastecimiento está asegurado, pero que esperan disposiciones de las autoridades para determinar los horarios de trabajo.

Román Mogrovejo, quien preside una preasociación de servicio de encomiendas en motocicleta, señaló que ofrecerán entregas a domicilio todos los días hasta 21:00 de cada por medio de aplicaciones móviles.

Fuente: El Mercurio