Mujeres maltratadas peligran en cuarentena

0
443

La cuarentena, el toque de queda, la suspensión del transporte público y el hecho de pasar 24 horas y siete días a la semana con el agresor, son todas juntas una combinación muy peligrosa para las mujeres que viven en un círculo violento.

El Consejo de la Judicatura y el ECU 911 registran un alza en cuanto a las denuncias por maltrato intrafamiliar, que no es aún más elevado por la cercanía durante todo el día entre las víctimas y los agresores, pues esto impide la libertad para hacer una llamada de emergencia o correr a denunciar.

Son ocho de cada 10 mujeres en la provincia las que sufren algún tipo de violencia, según el Instituto de Estadísticas y Censos, INEC, y muchas de ellas están experimentando una escalada en las agresiones que sufren durante el confinamiento por el covid-19.

El director provincial del Consejo de la Judicatura, Simón Valdivieso Vintimilla, reveló que lleva una estadística desde el 17 hasta el 31 de marzo y en los temas de contravención en violencia intrafamiliar han contado 19 casos y, a su vez, han tenido un delito que ha sido del conocimiento de los jueces especializados en estos temas.

“Tenemos en total 20 casos reportados de violencia, que frente a los otros delitos que se comenten dentro de la sociedad, este es el más alto”, aseguró Valdivieso.

Esto lo dice porque en el área penal durante los días de cuarentena solo se han reportado a personas que han violado el toque de queda, pero no más; en cambio los siete jueces especialistas en violencia intrafamiliar sí han tenido mucho trabajo.

Uno de ellos es el juez Carlos Jerves Fuentes, de la Unidad de Violencia Intrafamiliar del cantón. Él reflexiona que esta ciudad no es ajena a los aumentos de los delitos flagrantes en cuanto al maltrato hacia la mujer. “Es una realidad verificable, aunque no debería, pues en el área penal no ha habido delitos flagrantes durante la cuarentena y en nuestra área sí”, dijo.

Aunque para Jerves las relaciones de poder dentro del hogar es una de los motivos de la violencia intrafamiliar, el hecho de estar con el agresor durante todo el día, todos los días de la semana, deja expuesta a la víctima y el agresor tiende a actuar con impunidad.

Es por esta razón, principalmente, que se mantienen los delitos e infracciones flagrantes y están recibiendo muchas denuncias para poder dar las medidas de protección tal como lo contempla el artículo 558 del Código Orgánico Integral Penal, COIP.

“Hay una situación de excepción, un toque de queda, pero sin embargo frente a la tutela de la protección de la integridad física, psicológica y sexual de la víctima estamos adoptando esta medida de retirar a los agresores”, recalcó Jerves.

Hasta fin de mes han retirado a cinco o seis agresores. “Por esta situación de emergencia hemos tenido que pedir que la Policía nos ayude trayendo a las víctimas para que hagan la denuncia y así poder dar la medida de protección”, agregó Jerves.

También puntualizó que en esta situación la ruta para denunciar es llamando ECU 911. A través de ellos se establece cómo saldrá la víctima de su hogar para ser atendidas en la unidad. “Es una situación compleja y un riesgo para la salud por el covid-19”.

Por su parte, la concejal de Cuenca, Paola Flores, y presidenta de la comisión de Inclusión Social y de Género, puntualizó que debido a que en este momento se está pasando una pandemia ha provocado que lamentablemente el confinamiento sirva para mantener ocultas las agresiones contra las mujeres y los niños y niñas.

“Lamentablemente el mecanismo de respuesta ante una llamada de emergencia no es oportuno porque están encargados de otros temas por el covid-19, entonces la respuesta aveces es tardío y desisten y evitan denunciar”, explicó, e incitó a que las mujeres denuncien en el 911 en caso de violencia.

Fuente: El Tiempo