Ministerio de Trabajo analiza suspensión laboral de tres meses y sin sueldo en medio de la crisis por COVID-19

0
389

Varias opciones laborales se encuentra analizando el ministro de Trabajo, Luis Arturo Poveda, para el proyecto de Ley que se enviará a la Asamblea Nacional. Esto se da en el marco de la emergencia sanitaria que afronta el país por el COVID-19.

Una de ellas es la suspensión laboral por tres meses renovables por una sola vez y sin sueldo, confirmó hoy el Ministerio de Trabajo a este Diario aclarando que esto no está decidido.

Esta alternativa es parte de un estudio del proyecto de los efectos de la relación laboral, a la cual se le hará un análisis técnico y legal. La suspensión contemplaría además la no aportación a la Seguridad Social.

«Aún se está analizando el proyecto en cuanto a la suspensión de los efectos de la relación laboral que pueden ser hasta una suspensión de tres meses renovables por una sola vez y durante ese lapso el trabajador no recibiría la remuneración, ni tampoco la aportación del seguro por la situación del decreto de excepción y emergencia sanitaria. También se habla de contratos emergentes de trabajo, pero toda esta situación se está analizando para mandar el proyecto de ley a la Asamblea Nacional», indicó Poveda en RTS.

En la actualidad a los trabajadores que se les suspende la jornada deben recibir sus remuneraciones y aportaciones a la Seguridad Social. Esto se aplica desde del acuerdo ministerial 077 ante la emergencia por coronavirus.

Luego, hubo una reforma y se expidió el acuerdo ministerial 080. Este menciona que el empleador del sector privado determinará la forma y el horario de recuperación de hasta 12 horas semanales y los días sábados 8 horas diarias que deberá realizar el trabajador.

Además, que tanto el empleador y los trabajadores, de manera libre y voluntaria, podrán establecer un calendario de pago de la remuneración durante el tiempo que persista la suspensión emergente de la jornada laboral.

Poveda, quien mantuvo un diálogo con este Diario el pasado lunes, mencionó que se analiza un cambio en la reducción de la jornada laboral que ahora es de 40 a 30 horas semanales. Dijo que podría ser menos de las 30 horas semanales. Y la duración de la reducción sería por dos años.

«La reducción de la jornada ya está en la ley, pero esta reducción podría darse por menos horas de las 30 (semanales) que están en la ley, pero todo depende de las circunstancias que se presenten, de cómo avance la situación sanitaria porque al reducir la jornada también se está precautelando la salud. Todas esas situaciones se están analizando, no solo es reducir por reducir», expresó.

Fuente: El Universo