Cuenca registra alto movimiento pese a control

0
1243

La presencia de personas y vehículos en las calles se incrementó. pese al semáforo en rojo que la ciudad aún se mantiene.

Los ciudadanos, protegidos con mascarillas, caminan por el Centro Histórico y sus alrededores y van a los bancos, a los mercados o centros comerciales para realizar sus trámites o compras.

Algunos negocios de venta de artículos tecnológicos y accesorios para teléfonos, venta de ropa, dulces, locales de arreglo de electrodomésticos, peluquerías, talleres de arreglo de calzado atienden con la puerta medio abierta o abierta directamente.

Esto pasa por ejemplo en los alrededores del sector del mercado Nueve de Octubre, donde tiendas de ropa, ‘huecas’ de comida preparada y bazares que ofrecen juguetes y adornos para el hogar retomaron actividades.

Mientras que en los centros de abastos, los comerciantes autónomos y en las afueras, los comerciantes informales se niegan a dejar de lado su actividad.

“Ya son dos meses de cuarentena y las deudas no esperan, debemos producir y por eso abrí mi local”, sostuvo Andrés Murillo, propietario de un negocio de ropa, al cual le dio un giro ahora y comercializa trajes de bioseguridad.

Sostuvo que tiene algunos pedidos que le han hecho a través de redes sociales y que antes de vender los trajes, abría su negocio solo para buscar las prendas que vendía a través de Internet.

Al igual que él, Fausto Alcívar posee un negocio de reparación de electrodomésticos: “Tengo algunos artefactos que me dejaron antes de la cuarentena y debo entregarlos para poder tener algo de dinero y solventar necesidades familiares”.

Cada uno de los comerciantes se colocan mascarillas y tienen alcohol en sus negocios, además promueven la distancia social, “pero pedimos que nos dejen trabajar”.

De acuerdo con Jorge Cabrera, intendente del Azuay, los controles se han intensificado pero, pese a seguir en semáforo en rojo, mucha gente ya no hace caso a las restricciones.

En estos días se han clausurado cantinas que estaban laborando de forma normal en el sector de El Arenal.

Xavier Martínez, gobernador del Azuay, aseguró que entiende la desesperación de quienes necesitan retomar sus labores para obtener algo de dinero, pero recalcó que el regreso a la normalidad “debe darse de a poco y dentro de un proceso ordenado” y en eso está trabajando el Comité de Operaciones Emergentes, COE cantonal en coordinación con el COE Nacional.

Protocolos
Así, el Municipio de Cuenca firmó los protocolos de seguridad expuestos por los sectores productivos y de la industria, para iniciar con las actividades laborales.

El alcalde de Cuenca, Pedro Palacios, sostuvo que el primer sector en aprobar los protocolos de bioseguridad es el industrial: “Arrancamos con este sector y se está trabajando en el pilotaje en sectores de construcción y comercio”.

Semaforización
El cambio al semáforo amarillo, de acuerdo con las decisiones del COE Nacional, implica una mayor apertura a la actividad comercial, debido a que el toque de queda empezará a las 18:00. Además, las instituciones podrán tener un aforo de hasta el 50 por ciento y los vehículos podrán circular dos veces por semana. Se mantiene la obligatoriedad de uso de mascarilla y distancia.

Fuente: El Tiempo