Laboratorio de la U. Central denuncia falta de insumos para procesamiento de pruebas PCR del Municipio de Quito

0
546

El Municipio de Quito dispone de más de 94.000 pruebas para detectar el COVID-19 que llegaron de Corea del Sur, pero no cuenta con insumos suficientes para procesarlas en el único laboratorio con el que trabaja y que la tarde del viernes dejará de realizar esos análisis. Además estas caducan en octubre próximo.

Mediante un convenio el municipio pactó con el laboratorio del Instituto de Biotecnología de la Universidad Central para que procese las muestras, pero hasta ahora se han analizado menos de 6.000.

La directora del Instituto de Biomedicina de la universidad, Lucy Baldeón, dijo a AP que “ya no podemos procesar más muestras. Fue una falla técnica del municipio que no calculó bien cuál era la capacidad y cuánto se podía procesar, no tenían idea o alguna asesoría técnica”.

En ese laboratorio las últimas dos semanas los técnicos trabajaron con materiales obtenidos en una colecta realizada en las distintas facultades de ese centro educativo luego de que el municipio no atendió sus sucesivos requerimientos de insumos.

El concejal capitalino Bernardo Abad aseguró que “tenemos las pruebas y no podemos realizarlas … es terrible, se compraron pruebas pero no se se prepararon en el municipio para que esas pruebas se puedan realizar».

«Eso se llama ineptitud», agregó.

Aunque el municipio también mantiene un convenio con un hospital del sur de la capital para procesar las muestras, allí ni siquiera han empezado la tarea por falta de insumos.

“Me parece que la energía estuvo puesta en comprar (las pruebas), en adquirir, en recibirlas, pero la logística para procesar el número adecuado que requiere la ciudad… no se hizo”, dijo la concejal Luz Elena Coloma.

El informe de situación epidemiológica de este viernes detalló que en Quito se registran 4650 casos positivos de coronavirus.

La adquisición de las 100.000 pruebas está bajo investigación de la Fiscalía por un presunto sobreprecio, uno de los 45 casos de compras supuestamente irregulares de insumos por parte de hospitales, municipios y gobernaciones. En uno de ellos se comprobó que se compraron a 150 dólares fundas para cadáveres que costaban 12 dólares en el mercado.

“Es como tener abuelita pero muerta lo que está haciendo el municipio. Tiene pruebas y no se pueden usar”, afirmó Luisa Córdova, un ama de casa que esperaba en la fila del banco para retirar dinero.

La tarde de este viernes el alcalde Jorge Yunda a través de su cuenta de Twitter se refirió sobre el tema y explicó que tras superar inconvenientes en la Secretaría de Salud se hará la entrega de estos al laboratorio de la Universidad Central.

«Después de superar varios inconvenientes en la Secretaría de Salud, se me ha informado que el lunes entregaremos a la U Central los consumibles necesarios, y para la próxima semana el IESS Sur se suma al diagnóstico, las pruebas PCR continuarán y no se han parado», dijo.

Fuente: El Universo