La Plaza de las Flores vuelve a embellecer la ciudad

0
834

Claveles, girasoles, crisantemos, flor de la costa, entre otras especies, vuelven a dar vida al Centro Histórico, tras el retorno de las comerciantes de la Plaza de las Flores, que luego de tres meses vuelven a sus actividades.

El sector asfixiado, por las consecuencias de la pandemia y la falta de liquidez, retomó la exposición y comercialización de flores y plantas, aunque en esta primera etapa de apertura no todas las vendedoras podrán acceder, pues deben cumplir con los protocolos de bioseguridad.

La mayoría de ellas están en esta labor desde hace varias décadas y en la actualidad superan los 50 años por lo que, para evitar riesgos, se permitió que un familiar ocupe su puesto mientras dure la emergencia.

Cecilia Albarracín, presidenta de la Asociación de Plantas y flores de la Virgen de Tránsito, de la Plaza de las Flores, con delicadeza toma una rosa para armar un arreglo; sostiene que esta asociación está conformada por 33 integrantes y que la mayoría fueron heredaron su puesto de generación en generación, desde hace más de 50 años. “Las compañeras, han tomado las precauciones, para que los grupos vulnerables no se arriesguen”, añade.

Julia Marcaloma, quien a inició su recorrido ocupacional entre plantas desde que tenía 19 años, señala que ya necesitaba volver a trabajar porque ha sido “muy golpeadas por la pandemia, en la parte económica”.

Ana Cárdenas, otra de las integrantes de la asociación, tiene en el negocio desde hace 37 años: “Es una cadena familiar, cuando las mamás ya tienen que ir a descansar, nosotras nos encargamos; y ahora que nos hicimos la prueba, es importante sostener a la familia en buena salud”.

Todas las comerciantes interesadas en retornar debieron someterse a la prueba rápida. No se permitirá el ingreso a la plaza de vendedores ambulantes, niños, mujeres embarazadas y adultos mayores, para evitar aglomeraciones y contagios.

A decir de Fausto Guillén, administrador municipal de esta plaza, previo a la reapertura se socializó con los comerciantes los parámetros de control y bioseguridad.

Esto incluyó la señalización, distanciamiento, uso obligado de mascarilla, desinfección de manos y calzado, puertas de entrada y salida, protección plástica en cada puesto. Además se implementará mejor iluminación para extender el horario de atención.

“Es hermoso ver de nuevo con vida este espacio”, dijo Maritza Álvarez, una compradora.

Fuente: El Tiempo